En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

“Como Malgasto mi Vida”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores, esperando se encuentren bien en unión de toda su querida familia.

Hoy en día tenemos que hacernos la siguiente pregunta: “En que malgasto yo mi vidaNo somos eternos, un día moriremos, pero hemos dejado algún legado a nuestra familia, a nuestros hijos. No me refiero a dinero, porque lo que nada nos cuesta, hagámoslo fiesta. Me refiero a que un día nuestra familia o nuestros hijos puedan decir orgullosos: Lo que soy hoy día se lo debo a mi padre, me enseño a amar a Dios sobre todas las cosas,  que la familia pueda decir orgullosa: El fue siempre un hombre trabajador y bueno, eso es lo mejor que el día de mañana cuando ya no existamos y solo estemos en los recuerdos de los demás, puedan decir de nosotros nuestros hijos y nuestra familia.

No podemos malgastar nuestras vidas, no podemos gastarnos el dinero en licor, cigarrillos, o juergas. Tengo que jugar con mis hijos, darles buena educación, compartir con la familia, y sobre todo enseñarles a ellos a amar a Dios.

Cuenta una historia lo siguiente: “Un banquero especialista en inversiones estaba en el muelle de un pueblecito caribeño cuando llegó un bote con un solo pescador. Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño. El banquero elogió al pescador por la calidad del pescado y le pregunto cuánto tiempo le había tomado pescarlos. El pescador respondió que sólo un poco de tiempo. El banquero luego le preguntó que por qué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado. El pescador dijo que el tenía suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. El banquero Luego preguntó: Pero, ¿Qué haces con el resto del tiempo? El pescador dijo: Duermo hasta tarde, pesco un poco, veo las noticias, cuando mis hijos llegan del colegio juego con ellos, les enseño a ser hombre y mujeres de bien y amar a Dios sobre todas las cosas, hago siesta con mi esposa, María y en la noche voy al pueblo donde me reúno con mis amigos y tocamos guitarra. Tengo una vida placentera y ocupada. El banquero replicó: Soy un MBA graduado en Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y con los ingresos, comprar un bote más grande. Con los ingresos del bote más grande podrías comprar varios botes, con lo que en un tiempo podrías tener una flota de botes pesqueros. En vez de vender el pescado a un intermediario, lo podrías hacer directamente a un procesador y eventualmente abrir tu propia procesadora. Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este pequeño pueblo e irte a la Capital, donde dirigías tu empresa en expansión. El pescador pregunto: Pero, ¿cuánto tiempo tarde todo eso? A lo cual respondió el banquero: Entre 15 y 20 años. ¿Y Luego qué? El banquero se rió y dijo esa era la mejor parte. Cuando llegue la hora deberías anunciar un IPO (Oferta Inicial de Acciones) y vender las acciones de tu empresa al público. Te volverías rico, tendrás millones. Millones, y ¿luego qué? El banquero respondió: Luego te puedes retirar. Te mudas a un pueblecito de la costa donde puedas dormir hasta tarde, pescar un poco, cuando lleguen tus hijos de la escuela puede jugar con ellos, enseñarles a ser hombres y mujeres de bien, amar a Dios sobre todas las cosas, hacer siesta con tu mujer y tocar guitarra con tus amigos. El pescador respondió: ¿Acaso eso no es lo que hago ya?

Mis amigos, cuantas vidas se desperdician buscando lograr el tener y la felicidad que ya se tiene, pero que muchas veces no vemos. Amemos a Dios sobre todas las cosas y lo demás vendrá por añadidura.

Termino con este Versículo 11, del Capitulo 11 del Libro del Eclesiástico que dice: “Hay quienes se afanan, se cansan y apresuran y, al final, son más pobres”

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Sr. Ray, conocia la historia y es la pura verdad. Gastamos la vida "haciendo" en vez de "siendo". Siendo buen padre, esposo, hijo, en vez de estar bebiendo con amigos y siempre fuera de casa. Carlos
Muy cierto lo que usted dice, no debemos malgastar nuestra vida, Dios no las dio para hacer algo por los demas. QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR. Lo felicito, maravilloso Jehova le cuide

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *