En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Con diversos actos conmemoran 49 aniversario de la Revolución de Abril

Con diversos actos conmemoran 49 aniversario de la Revolución de Abril
Con diversos actos conmemoran 49 aniversario de la Revolución de Abril

Ofrenda floral en el altar de la Patria.SANTO DOMINGO, República Dominicana.– El párroco de Gualey y Guachupita llamó a la reconciliación de la memoria histórica al orar por los caídos durante la Revolución de Abril de 1965, al conmemorarse el 49 aniversario.

Con varias actividades fue recordada esta gesta histórica del 24 de abril de 1965.

Llamó la atención el escaso público asistente al oficio religioso.

El padre Pablo Mella en su homilía consideró que ese pasaje de la historia reciente de República Dominicana debe ser releído pero no repetido. Reconoció el arrojo del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó y compañeros de armas.

El embajador de Venezuela, Alberto Castellar y el doctor José Joaquín Puello, expusieron su visión sobre el heroísmo de abril de 1965.

Más temprano, también hubo homenajes a los caídos en el Cementerio de la Avenida Independencia y una ofrenda floral en el Altar de la Patria.

El padre Mella presentó una reflexión de estudiantes adolescentes relativa a la revuelta cívico-militar en la que se reconoce el coraje y la valentía del pueblo dominicano.

Se recuerda que el próximo 28 de abril se conmemora también el 49 aniversario de la tercera intervención militar norteamericana con el desembarco de 42 mil marines.

Revolución del 24 de abril de 1965

Hoy conmemoramos el 49 aniversario de la guerra civil, iniciada el 24 de abril de 1965. Como resultado de ese movimiento se establecieron en territorio dominicano dos Gobiernos totalmente antagónicos: uno llamado Gobierno Constitucional y otro denominado Gobierno de Reconstrucción Nacional.

Quitado el gobierno ilegal golpista el 25 de abril en la mañana, reunido el Congreso Nacional y restaurada la Constitución, fue juramentado y posesionado un gobierno constitucional transitorio. Los golpistas, por órdenes del gobierno norteamericano, atacaron con aviones a las 4 p.m. el Palacio Nacional, donde se encontraba el presidente Molina Morillo y su gobierno, dando inicio a la guerra civil, que duró tres días y ocasionó miles de muertos. El 27 de abril, los golpistas son derrotados aplastante y definitivamente por el pueblo dominicano, dirigido por el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, en la Batalla del Puente Duarte. Por esta guerra y la presión de la embajada norteamericana, el gobierno Constitucional, instalado el 25, huye y se asila el 27 de abril.

En la madrugada del 28 de abril, siete horas después de la derrota aplastante y definitiva de los golpistas, se inició una nueva invasión militar del gobierno norteamericano, por aire y mar, para salvar a los derrotados golpistas. El día 29, a las 2 de la tarde, entran simultáneamente los invasores desde San Isidro y desde Haina a la ciudad de Santo Domingo. El coronel Caamaño, con el victorioso y combatiente pueblo dominicano, enfrenta inmediatamente a los invasores, dando inicio a la Guerra Patria. En poco más de una hora destrozamos las vanguardias de las dos formaciones atacantes invasoras, que hicimos retirar de la ciudad. Cientos de muertos y heridos de ambas partes. Les capturamos militares y múltiples equipos de guerra.

En la Guerra Patria, Caamaño era el jefe militar y líder político del pueblo dominicano, pero no teníamos un gobierno establecido. Por esta razón Juan Bosch, aun en el exilio, le ordena a Caamaño que asuma formalmente la dirección del gobierno, e instruyó al Congreso Nacional que lo eligiera Presidente Constitucional, lo cual ocurrió el 3 de mayo.

Valoremos aquella proeza histórica como un ejemplo de que cuando un pueblo decide ser el artífice de su destino no hay fuerza que lo detenga. Pensemos que valió la pena la lucha, porque si hoy tenemos ciertos avances democráticos, se lo debemos ciertamente, a la su sangre, sudor y lágrimas que derramaron por la Patria.

Por: Patricia González 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *