Ir arriba
Lunes 13 de julio, 2020
Coronavirus / covid-19
  • Casos RD
  • Muertes RD
  • Recuperados RD
  • Casos totales
  • Muertes
  • Recuperados
  • Nuevos Casos
<< Mapa interactivo >>

Con la COVID-19, Nicaragua carga con dos cruces, ilustra obispo nicaragüense

Managua.- Nicaragua, que vive una crisis sociopolítica y económica desde abril de 2018 que ha dejado cientos de muertos y decenas de miles en el exilio, carga ahora “con otra cruz”, la de la pandemia del coronavirus, consideró este domingo el obispo de la diócesis de Matagalpa (norte), Rolando Álvarez.

“Nicaragua carga con otra cruz. Dos cruces que se unen en una sola y se vuelve la cruz más pesada”, señaló el religioso durante su homilía transmitida por medios de comunicación.

“A la crisis social, política, económica que ya se vivía, a la crisis jurídica que ya se vivía, ahora se une la crisis sanitaria”, indicó.

En abril de 2018 comenzó un estallido social por unas controvertidas reformas a la seguridad social, que el Gobierno del presidente Daniel Ortega enfrentó con el uso de la fuerza, causando cientos de muertos, heridos, detenidos y decenas de miles en el exilio.

La crisis sociopolítica también ha provocado dos años de contracción económica.

En ese contexto, observó el obispo Álvarez, a Nicaragua llegó la pandemia del coronavirus, la cual, dijo, es otra “pesada cruz”.

“La pesada cruz de la pandemia, de la desprotección, de sentirse desprotegidos, muchísimos de ellos sumergidos en la pobreza o en la extrema pobreza, enfermos con el virus, sin tener con qué tomar la medicina, sin acceder al tratamiento debido y correcto”, lamentó.

Aseguró que los nicaragüenses están “expuestos al virus, contagiados con el virus, y sin tener lo básico y elemental para comer”.

“NICARAGUA VIVE UNA DESOLACIÓN”

“Realmente Nicaragua vive una desolación. Nicaragua está viviendo un desierto, su propio desierto”, continuó.

“Una crisis se ha agregado a otra y aunque nuestros campos, con las lluvias, han reverdecido, se experimenta en el corazón un profundo silencio. El miedo, otras veces el pánico, y hasta incluso el terror a esta pandemia, a esta desprotección, a esta inseguridad sanitaria”, agregó.

En su mensaje a los fieles, el obispo dijo que cuando el Señor invita “a cargar con su cruz, es porque la va cargando con nosotros”.

“Nunca el Señor te va a pedir que cargues con una cruz, sin que antes Él esté comprometido contigo para cargarla junto a ti”, anotó.

Álvarez pidió a Jesucristo tener piedad y misericordia por los nicaragüenses, y reiteró en que Él, junto a la virgen María, “nos están ayudando indudablemente a cargar con estas dos cruces que se han vuelto una sola, pesadas, duras, más que difíciles, tormentosas, a todos los niveles y en todos los sentidos”.

Hasta el martes pasado, el Ministerio de Salud de Nicaragua reportaba 74 fallecidos y 2.170 casos positivos de COVID-19.

Por su parte, el independiente observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, contabiliza 1.749 muertos y 6.775 casos sospechosos de dicho padecimiento.

Suscríbete a (Noticias SIN) y Súmate a las transmisiones en vivo a través de nuestro canal de Youtube y todas nuestras redes sociales. ¡Noticias SIN gira a la par del mundo!
Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *