x

Con la ilusión de por lo menos volver a sentarse joven pide ayuda para operación

Ayuda

El deseo de volver a ser el joven que era antes, es lo que le da esperanza en medio de la tormenta a Yeiron y más allá de la tristeza y el dolor físico por de su estado de salud, sus sueños y anhelos siguen intactos. 

Santo Domingo.- Con la esperanza de volver a caminar o al menos poder sentarse, vive Yeiron Zapata, uno de joven de 25 años, quien por su situación de salud se encuentra postrado en una cama y pide ayuda para poder costear su operación.

 “Yo necesito esta operación para volver a caminar, no para volver a caminar, también si me puedes sentar en una silla yo lo cojo conforme”, dijo Zapata.

Y es que sus piernas están dobladas y moverlas ya no puede, lo que le impide incluso sentarse.

Todo comenzó hace más de tres años cuando Yeiron Zapata, como muchos otros jóvenes trabajaba como Delivery en un colmado para poder sustentarse.

Expuso que, “estaba trabajando normal y un día cuando fui a levantar algo no pude porque el cuerpo se me acalambro y de ahí en adelante no puede volver a caminar, caminaba, iba al baño y eso y un día me caí y no quise volver porque me pele la rodilla como un niño chiquito”.

Cuenta que 15 días después ya sus piernas no le respondían y al acudir al médico su diagnóstico fue dos hernias; una en la columna y otra en los testículos, desde entonces Yeiron ve pasar sus días en esta cama.

 “A veces he intentado quitarme la vida y eso, pero eso era a lo primero ahora yo me agarré de Dios y Dios me dio la fuerza”, sostuvo.

Altagracia Zapata es la madre del joven, antes se desempeñaba como trabajadora en casa de familia, pero la salud de su hijo hizo que pusiera un alto a su trabajo y se dedicara a atenderlo, ya que ambos viven solos.

Además de la operación para que Yeiron pueda volver a caminar, esta familia pide ayuda para una casa, porque la condición en que viven complica aún más la situación del joven.

Aunque sus manos saquen fuerzas a diario para luchar por hijo y estar al cuidado de él, Altagracia dice que bajarlo del tercer piso cuando le toca llevarlo a un centro de salud se convierte en una odisea.

El deseo de volver a ser el joven que era antes, es lo que le da esperanza en medio de la tormenta a Yeiron y más allá de la tristeza y el dolor físico por de su estado de salud, sus sueños y anhelos siguen intactos. 

Si usted desea colaborar con esta causa puede llamar al 849- 476‑8216 o al 849-378-3638.

Comenta con facebook