En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Condenas y denuncias por presuntos abusos de marinos uruguayos a un haitiano

Condenas y denuncias por presuntos abusos de marinos uruguayos a un haitiano
Condenas y denuncias por presuntos abusos de marinos uruguayos a un haitiano

Ministro de defensa uruguayo

BOGOTÁ, Colombia.- La presunta vejación sexual de un joven haitiano por parte de cascos azules uruguayos generó este lunes reacciones de condena y manifestaciones callejeras en Haití, además de una denuncia penal contra los presuntos autores en Uruguay.

El ministerio de Defensa uruguayo interpuso la denuncia contra cinco marinos vinculados con un vídeo tomado con un teléfono celular en el que se ve a algunos de ellos en actitud vejatoria con el joven, informó este lunes el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia.

La presentación de la denuncia se conoció horas después de que el presidente de Haití, Michel Martelly, condenara “vigorosamente” lo que calificó como una “violación colectiva”, que, según dijo, “subleva la conciencia nacional” de los haitianos, y garantizó “que los culpables y los cómplices de tal acto no quedarán impunes”.

Cerca de un millar de personas se manifestaron hoy ante las instalaciones de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) en Port Salut (sur del país), donde se registró este caso denunciado ya el mes pasado por una organización civil.

Los manifestantes protestaron por los supuestos abusos y reclamaron el enjuiciamiento de los autores, una compensación a la familia del joven y la salida de la misión de la ONU del país.

“Se quiera o no, la Minustah debe salir”, gritaron los manifestantes, según el portal digital Haití Press Network.

En un mensaje enviado a Efe por correo electrónico, la Minustah lamentó “profundamente este incidente” y consideró que ante el impacto que las acusaciones pueden tener sobre la imagen de la misión, es necesario reaccionar “con la mayor celeridad y la mayor seriedad”.

El caso de Port Salut, que ya ha costado el puesto al jefe de la misión naval uruguaya en Haití, cesado este domingo, es investigado tanto por la Minustah como el ministerio de Defensa uruguayo.

Además de presentar la denuncia penal, las autoridades de Uruguay ya han iniciado los trámites de repatriación de los cinco militares investigados, que están arrestados e incomunicados, pero la autorización para que regresen al país está en manos de la ONU.

La jefe de la Oficina de Información Pública y Comunicación de la Minustah, Eliana Nabaa, dijo hoy en su mensaje a Efe que se ha informado del caso a la Misión Permanente de Uruguay en Nueva York por medio del Departamento de Apoyo a las Misiones de Mantenimiento de Paz.

Nabaa explicó que Naciones Unidas da seguimiento al caso junto a los representantes del país de origen para asegurarse de que, en caso de infracción penal, “los culpables de tales infracciones sean juzgados y condenados de acuerdo con las leyes en vigor”.

A la salida de la habitual reunión del Consejo de Ministros, el secretario de la Presidencia uruguaya, Alberto Breccia, explicó que se presentó denuncia penal contra los cinco marinos porque “todos aquellos hechos de apariencia delictiva cometidos por efectivos uruguayos deberán ser juzgados por tribunales del país”.

Breccia apuntó que en la reunión del Gabinete, el presidente, José Mujica, recibió toda la información de manos del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, quien a su vez pidió a los miembros del Gobierno confidencialidad hasta que él comparezca mañana martes en el Parlamento para dar detalles del caso.

La primera denuncia contra los cascos azules uruguayos destinados en Port Salut la formuló en la primera quincena de agosto una ong y el 12 de agosto una fuente de la Minustah confirmó a Efe en Puerto Príncipe que la estaban investigando.

Un responsable de la Comisión de Investigación para el Desarrollo y la Organización de Port Salut (CREDOP), Ernso Valentin, dijo en agosto a la agencia local HPN que los soldados uruguayos “están involucrados en la prostitución, basan sus relaciones sexuales con los niños desfavorecidos”.

“Lo peor es que tomen fotografías de niños desnudos en sus teléfonos para mostrarles a los otros soldados” y se dan “el placer de fumar marihuana en presencia de menores de edad”, dijo Valentin.

Las denuncias, que llegaron hasta Uruguay vía Naciones Unidas, cobraron más cuerpo este fin de semana con la difusión por internet de unas imágenes tomadas con un teléfono celular.

En ese vídeo se ve a un joven haitiano acostado sobre un colchón con los pantalones bajados mientras es retenido por dos militares y un tercero semidesnudo se arrodilla a sus espaldas entre risas generalizadas.

Una investigación preliminar de las Naciones Unidas determinó que el vídeo, pese a vulnerar varios reglamentos de la Minustah, no registraba en realidad una violación sino una broma pesada llevada a cabo por los militares.

Sin embargo, la Presidencia haitiana señala en su comunicado de hoy que toma nota “de la violación colectiva perpetrada sobre un joven haitiano en la comuna de Port Salut (sur) donde soldados uruguayos son señaladamente acusados por la víctima”.

Martelly considera que cualquier violación “es un delito grave que no puede ser tolerado” y pide a las instancias implicadas que se reúnan con urgencia con los responsables de la Minustah para que se adopten medidas para evitar que se repitan actos como estos.

Desde Buenos Aires, el ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, donde se había reunido con su homólogo argentino, Arturo Puricelli, dijo que se estaba “enterando” del caso en ese momento.

Sin embargo, afirmó que pese a ser “lamentables” estos hechos “no se puede contaminar toda una misión de paz por un episodio específico. Esta es la respuesta genérica que puedo dar”.

La Minustah está integrada mayormente por militares sudamericanos, bajo el mando de un general brasileño.

Pero no sólo este caso ha puesto en entredicho la misión de la Onu en Haití, ya que se culpó de la epidemia de cólera en ese país Haití al contingente nepalí de la Minustah.

Un estudio del Centro para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC) de Estados Unidos, informaba en junio de la existencia de “una correlación inmediata” entre el comienzo de la epidemia (de octubre de 2010) en Mirebalais (este) y la llegada de un contingente nepalí de la Minustah a la región.

Estudios de laboratorio ya habían asegurado que la cepa causante del cólera en Haití era idéntica a una encontrada en Nepal.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *