x
12 Abril 2024

Confirman que Rusia ha notificado que se retira de inmediato del acuerdo sobre cereales

Guerra

Asimismo reclamaba que se reanude el funcionamiento de la tubería de amoníaco que conecta la planta de Togliatti, en Rusia, con el puerto de Odesa, en Ucrania, y que fue bombardeado a principios de junio.

Imagen sin descripción

Ginebra.- El Centro Conjunto de Coordinación establecido en Estambul y desde el que se gestiona el acuerdo para la exportación de cereales de Ucrania a través del Mar Negro ha sido notificado por Rusia de que se retira de forma «inmediata» de esta iniciativa, confirmó a EFE una fuente de Naciones Unidas en Ginebra.

Rusia y Ucrania llegaron a este acuerdo hace un año con la intermediación de la ONU y de Turquía, que en las últimas semanas multiplicaron sus esfuerzos para lograr una nueva extensión del acuerdo, que expiraba hoy tras dos extensiones, en marzo y mayo pasados.

Rusia manifestó recientemente su intención de poner fin a este arreglo, que ha permitido la exportación de más de 32 toneladas de alimentos desde Ucrania hacia 45 países en tres continentes.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo la semana pasada que había conversado y convenido con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en la necesidad de extender el acuerdo, en medio de críticas de representantes del Kremlin de que la parte del pacto que debía facilitar la exportación de sus alimentos y fertilizantes se había incumplido sistemáticamente.

El acuerdo fue negociado en medio de la crisis alimentaria que se había desatado por la interrupción a raíz de la guerra de la salida de productos agrícolas -en particular cereales y ciertos derivados, así como fertilizantes- desde ambos países, que se encuentran entre los mayores exportadores de cereales del mundo.

La iniciativa incluía las salidas de cargamentos desde los puertos ucranianos de Odesa, Chornomorsk, Yuzhny/Pivdennyi, pero Rusia dejó fuera a este último hace un mes.

Paralelamente, las inspecciones de los barcos que se dirigían a Ucrania para cargar los productos se habían ralentizado considerablemente, disminuyendo el ritmo de las exportaciones.

Estas inspecciones eran realizadas en particular por agentes rusos para asegurarse de que no se transportaba mercancía no autorizada.

Las principales exigencias que Rusia considera incumplidas son la reconexión de su banco agrícola, Rosseljozbank, al sistema bancario internacional SWIFT, el levantamiento de sanciones a los repuestos para maquinaria agrícola, el desbloqueo de la logística y seguros de transporte y el descongelamiento de activos.

Asimismo reclamaba que se reanude el funcionamiento de la tubería de amoníaco que conecta la planta de Togliatti, en Rusia, con el puerto de Odesa, en Ucrania, y que fue bombardeado a principios de junio.

Esta infraestructura no ha funcionado desde que empezó la agresión rusa contra su vecino.

Comenta con facebook