En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Conozca la historia de hombre que decide salir adelante tras dedicarse por décadas al bajo mundo

Conozca la historia de hombre que decide salir adelante tras dedicarse por décadas al bajo mundo
Conozca la historia de hombre que decide salir adelante tras dedicarse por décadas al bajo mundo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.– Un hombre de 48 años, residente en Villa Francisca, paso más de 30 años dedicado al bajo mundo y a causa de eso llegó a conocer cuatro cárceles del país,  pero los duros golpes de la vida lo han hecho cambiar y ahora es un hombre trabajador y útil a la sociedad.

Consumo ilícito de drogas, narcotráfico, atracos, dinero y mujeres  por doquier, era el diario vivir de Manuel  Aurelio Miranda.

Corría el año 1986, cuando este hombre cayó preso por primera vez en la Penitenciaria La Victoria, donde incluso estuvo a punto de ser violado sexualmente.

Sin embargo, al salir de este lugar continúo en las calles cometiendo actos ilícitos y con más fuerza.

Y aunque dice que nunca encontraron pruebas en su contra, ya las autoridades tenían conocimiento de lo que hacía, por lo que volvió a ser detenido.  Y así fue como también llegó a estar recluido en la cárcel del 15 de Azua, Najayo y San Francisco de Macorís, pero como si fuera invisible pudo violar las leyes de algunos de estos lugares.

[jwplayer mediaid=”313528″]

“En tres ocasiones yo me fugué de la cárcel y en una ocasión de esa también fui esposado, o sea, que no fui sentenciado. En la primera que yo caí en el 86 yo di un nombre falso, pero con la intención de un día fugarme y lo logré” expresó Manuel Aurelio.

Pero no fue hasta 1992 cuando aun estando privado de libertad tuvo a su pequeña hija de solo meses de nacida en sus brazos y decidió darle un giro a su vida.

Actualmente, Manuel Aurelio, trabaja como distribuidor de productos naturales, labor con el que  ahora puede ofrecer a su familia los recursos que durante años no le pudo ofrecer.

Tras su experiencia, Miranda exhorta, sobre todo a la juventud, a prepararse para la vida y no buscar el dinero fácil a través de la delincuencia, advirtiendo que es un mundo de riesgo permanente que conduce a la cárcel o a la muerte.

 

 

 

 

 

Comenta con tú facebook

Comentarios

Cuando vi el titular por un momento pensé en Juan Ramón Gómez Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *