En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Conozca paso a paso cómo se escoge al papa

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En El Vaticano existen normas para elegir el papa, el cual conlleva a un protocolo estricto por parte de los cardenales que tienen a su cargo la elección del nuevo pontífice.

A la derecha de la basílica de San Pedro, se elige la capilla Sixtina, la más famosa del Palacio Apostólico de la ciudad del vaticano.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2013/03/CONCLAVE-TE-HIS-AO.flv /]

Ver en dispositivo moviles

Allí se realiza el cónclave, el retiro espiritual en que los cardenales eligen el papa, hasta allí en procesión llegan uno a uno los purpurados para ubicarse en las bancas, frente al juicio final de Miguel Ángel.

Los que no tienen derecho a votar abandonan la capilla para que el último decano cardenal la cierre por dentro con llave, para evitar que los electores tengan contacto con el mundo externo, custodiando la puerta permanecen dos miembros de la guardia.

Ya en el lugar y lejos de los rumores del mundo, solo los cardenales que no han cumplido los 80 años podrán elegir al pontífice, los mayores de 80 cumplirán un papel espiritual durante el cónclave.

Al azar son escogidos los nombres de nueve cardenales electores, tres que recogerán los votos, tres escrutadores y tres revisadores.

Cada cardenal procede a elegir escribiendo un solo nombre en la tarjeta de votación debajo del título “Eligo un sumo Pontifice”, disfrazando su escritura o alterándola para garantizar discreción.

Después de cada votación las tarjetas son insertadas en un hilo y quemadas en un horno para la ocasión.

El humo negro es señal de que el voto aún no ha concluido, mientras que el humo blanco significa que algún cardenal ocupa el trono de Pedro, porque obtuvo las dos terceras partes de los votos de electores presentes.

Mientras dura el cónclave, los cardenales se quedan en la casa de Santa Martha, un complejo de habitaciones donde descansan hasta ser elegido el papa.

Si en la ronda número 34, no ha sido elegido el sumo pontífice, el conclave procede a elegir entre los dos cardenales con más votos en la ronda anterior.

Cuando un purpurado obtenga las dos terceras partes de los votos en una ronda, el cardenal decano se dirige a la persona seleccionada y le pregunta si desea aceptar el encargo, si acepta, el que preside el colegio cardenalicio le pregunta qué nombre de papa ha escogido.

En ese instante, sale el humo blanco, que es posible gracias a una sustancia especial que le lanzan al horno donde se están quemando los votos secretos.

El nuevo papa es conducido al cuarto de las lágrimas, donde por primera vez se viste con las prendas papales. Allí están expuestas tres sotanas de diferentes tallas.

El cardenal protodecano sale al balcón principal de la Bsílica de San Pedro y delante de la multitud declara la frase habitual “Anuncio gabis gaudeo makmanun habemus papa” y anuncia el nombre y apellido del cardenal elegido y luego el nombre con el que ha decidido conocerse ante el mundo.

El nuevo Papa entra al mismo balcón y después de un breve discurso da su primera bendición  “Urbie orbi “ a la ciudad y al mundo.

 

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *