En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Contaminación atmosférica amenaza la vida de miles de polacos cada año

Contaminación atmosférica amenaza la vida de miles de polacos cada año
Contaminación atmosférica amenaza la vida de miles de polacos cada año

VARSOVIA, Polonia.- La elevada contaminación atmosférica se ha convertido en un problema nacional en Polonia, donde sólo en 2016 causó la muerte prematura de 19.000 personas, según un informe encargado por el Ministerio de Tecnología, que calcula en hasta 30.000 millones de euros la factura anual que cada año deja el “esmog”.

El informe, que se presentó esta semana, señala que las calefacciones de los hogares polacos, en muchos casos alimentadas por carbón de baja calidad o incluso restos de basura o cualquier otro combustible improvisado, son las responsables de las emisiones más tóxicas en un país con uno de los aires más contaminados de la Unión Europea.

“El objetivo de este estudio era el de calcular el costo que supone la mala calidad de nuestro aire, que no es solo el del combustible, sino también el que pagamos todos con la pérdida de calidad de vida o los problemas en nuestra salud”, explicó la ministra de Tecnología, Jadwiga Emilewicz, quien recalcó que éste es el primer informe de este tipo hecho en Polonia.

La conclusión más alarmante de este estudio, referido al año 2016, es que en ese periodo la contaminación atmosférica se cobró la vida de 15.000 polacos residentes en áreas urbanas y 4.000 en zonas rurales.

Otro de los puntos más significativos es elevado coste económico que tiene el “esmog”, por ejemplo en los tratamientos médicos para las dolencias derivadas de la mala calidad del aire, que se estima entre 13.000 y 30.000 millones de euros anuales, o sea hasta 800 euros por persona al año.

El informe reconoce la dificultad de calcular el impacto económico de la contaminación atmosférica, algo que depende del sistema de medición y de que se tengan o no en cuenta conceptos como el lucro cesante por trabajo perdido, daños provocados sobre los cultivos o perjuicios en los ecosistemas naturales.

Emilewicz aprovechó la presentación del informe para explicar su propuesta de incluir filtros y sensores de calidad del aire en los hogares, lo que sumado a mejores calderas y combustibles podrán “mejorar significativamente la calidad del aire”, aseguró.

En abril el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, aseguró que la calidad del aire pasará a ser prioridad de su Gobierno, y adelantó un plan de más de 7.000 millones de euros hasta 2028 para renovar los sistemas de calefacción y luchar contra la contaminación atmosférica.

El anuncio de Morawiecki respondía a un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2017, donde se indicaba que 33 de las 50 ciudades más contaminadas de Europa están en Polonia, en su mayoría en las zonas mineras de Silesia, aunque la polución se nota incluso en parajes alejados en la costa o en las montañas.

Sin embargo, para las organizaciones ecologistas y para la propia Unión Europea, el problema de la contaminación en Polonia no se solucionará hasta que el país no deje de priorizar el carbón para producir electricidad (actualmente este carburante supone más del 70% del mix energético polaco) y use más renovables.

“Mientras el Gobierno siga cediendo al grupo de presión del carbón y no se decida a reducir su uso, seguiremos teniendo un aire de mala calidad en Polonia”, aseguró a Efe la portavoz en Polonia del grupo ecologista WWF, Katarzyna Karpa, que recuerda que actualmente los polacos respiran un aire con casi 30 veces más partículas cancerígenas que hace diez años.

“El Gobierno dice que va a priorizar la lucha contra la contaminación, pero si no toma medidas definitivas ya, sin demoras, el tiempo seguirá pasando y se producirán más muertes prematuras por esta causa”, señaló la portavoz de WWF.

El pasado 22 de febrero el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) condenó a Polonia por superar los límites de contaminación del aire por concentraciones de partículas PM10 en varias zonas y aglomeraciones de forma continuada.

El Ejecutivo comunitario había llevado a Polonia ante el TJUE al considerar que Varsovia no cumple los valores límites diarios y anuales aplicables a las concentraciones de PM10 y que no ha transpuesto correctamente la directiva sobre calidad del aire.

Esas partículas están compuestas por una mezcla de sustancias orgánicas e inorgánicas que se encuentran en el aire y pueden contener sustancias tóxicas tales como hidrocarburos aromáticos policíclicos, metales pesados, dioxina y furano que amenazan seriamente la salud de quienes las respiran regularmente.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *