En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Contenedor con pan de yuca fue cargado de cocaína desde RD a Miami

Frente del almacen Caribbean Produce, localizado en el 1403 N.W. de la 23 calle, donde agentes de la DEA, encontraron cocaína proveniente de RD.

Frente del almacen Caribbean Produce, localizado en el 1403 N.W. de la 23 calle, donde agentes de la DEA encontraron cocaína proveniente de RD.

MIAMI, EE.UU.- Tras una denuncia penal presentada por un agente de Miami, la corte federal de esta ciudad describió un gran envío de cocaína realizado el pasado 12 de febrero en un barco de carga que transportaba contenedores de vegetales desde la República Dominicana hacia un muelle del Río Miami.

No es la primera vez que un cargamento de narcóticos llega a ese destino desde el país caribeño, pero sí es uno de los pocos casos de contrabando ilícito de drogas presentado con detalles en documentos de ese tribunal federal.

La administración del presidente Barack Obama identificó a la República Dominicana el año pasado como uno de países importantes para el trasiego de narcóticos. Funcionarios estadounidenses estiman que alrededor del cuatro por ciento de toda la cocaína destinada a Estados Unidos pasa por ese país.

El expediente de este caso refiere que uno de los contenedores, marcado con las siglas y números UESU 4563720, llevaba cajas con pan de yuca y bolsas de plástico rellenas de cocos; pero ocultos dentro de tubos y mangueras en la parte superior del contenedor había varios kilos de cocaína.

En la denuncia del contenedor atracado en Miami en días recientes aparecen el nombre del barco que lo transportó, el de la empresa dominicana que lo envió, el nombre y la dirección de la empresa que recibió el cargamento en Miami, así como las tácticas utilizadas por los contrabandistas para ocultar la cocaína en el contenedor y luego recuperarla.

De hecho, según la declaración jurada del agente, el contenedor y las personas asociadas con el cargamento estaban bajo vigilancia de agentes federales desde el momento en que el barco atracó en el Río Miami.

El caso abre una ventana al tráfico ilícito de drogas entre la República Dominicana y Miami.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en Santo Domingo ha dicho que los traficantes de estas sustancias prohibidas están utilizando lanchas rápidas y otros medios para transportar drogas desde América del Sur y luego tratar de enviarla en contenedores a través de los puertos dominicanos.

El año pasado, la agencia incautó más de 24,000 libras de cocaína, por encima de las 14,750 capturadas en el 2011.

Según publica este domingo el diario El Nuevo Herald, en algún momento del 2012, uno de los acusados (Sergio Aguilera Contreras) se puso en contacto con una persona no identificada en Miami y le ofreció US$10,000 como pago por la creación de un negocio y el arrendamiento de un espacio de almacenamiento.

Aguilera le dijo a su contacto que el almacén se utilizaría “para facilitar el tráfico marítimo de varios kilogramos de cocaína desde la República Dominicana a Miami a través de las instalaciones portuarias”.

En algún momento entre enero y febrero, Aguilera le avisó al informante que un ciudadano dominicano de nombre Francisco Brisita había llegado a Miami para coordinar el manejo del contenedor que contenía la cocaína.

La droga estaba oculta en una cavidad dentro de tubos en la parte superior del contenedor. A pesar de que la denuncia penal dice que el peso combinado de la cocaína y las mangueras era de menos de 86 libras, la cantidad exacta de la droga no se conoce.

Los agentes, en colaboración con el informante confidencial, mantuvieron el contenedor bajo estrecha vigilancia, desde que llegó el 12 de febrero a bordo del barco Habib Express al muelle de la firma Antillean Marine Shipping en el Río Miami.

Agentes de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) inspeccionaron el contenedor y las cajas etiquetadas como pan de yuca y las bolsas de plástico llenas de cocos.

El 14 de febrero el contenedor fue transportado al almacén de Miami Caribbean Produce en el 1403 de la calle 23 del Noroeste, donde fue descargado. A continuación, los agentes que vigilaban la operación oyeron cómo las personas en el interior del almacén perforaban los tubos para extraer la cocaína.

A eso de las 7 p.m., los agentes federales allanaron la bodega y detuvieron a los sospechosos.

Brisita, de 47 años, y Aguilera, de 65, comparecieron el viernes en el tribunal federal de Miami, pero su abogado solicitó prorrogar sus respuestas a la acusación hasta el martes. El juez federal Peter Palermo autorizó el aplazamiento.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *