En Vivo

Se un periodista y comparte las incidencias de tú comunidad con nosotros

Whatsapp
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Continúa juicio contra Ana Julia Quezada acusada de matar a niño de ocho años en España

ESPAÑA.-En España continuo este martes el juicio que se le sigue a la dominicana Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz en 2018.

Quezada, quien también es procesada por lesiones psíquicas a los padres del pequeño, reconoció en su primera declaración en el juicio que mató al infante de 8 años, aunque ha ratificado su relato previo en el que sostuvo que fue de manera accidental.

En su declaración durante la segunda jornada del juicio que tiene lugar en Almería (sureste), Quezada recalcó entre lágrimas su versión de que el niño estaba jugando con un hacha y, al decirle que tuviera cuidado, él le dijo que era “fea”, no era su madre y que se volviera a su país.

“Simplemente le tapé la boca, no quería hacerle daño al niño, quería que se callara”, declaró Quezada, de 45 años, sobre el suceso ocurrido el 27 de febrero de 2018, y que causó una conmoción nacional en España.

“Simplemente le tapé la boca, no quería hacerle daño al niño, quería que se callara”, declaró Quezada, de 45 años, sobre el suceso ocurrido el 27 de febrero de 2018, y que causó una conmoción nacional en España.

 El pequeño Gabriel fue buscado durante doce días de su casa de Níjar, una zona rural de la provincia de Almería.

Tras una búsqueda que implicó a miles de persona, la acusada fue detenida con el cadáver del niño en el maletero de su automóvil, después de que lo hubiera desenterrado para cambiarlo de lugar.

Tras ser detenida, confesó ser la autora de la muerte, aunque aseguró que no quiso hacerlo, y en su declaración de hoy mantuvo esa versión.

La acusada afirmó ante el tribunal que utilizó las dos manos para asfixiar al niño, aunque no recuerda si ejerció una fuerza “desproporcionada” para callarle, ya que “fueron momentos muy rápidos, estaba muy nerviosa”.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *