En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Contribución a la paz social

Las alzas de precios y una amplia gama de problemas están caldeando los ánimos y en los barrios la impotencia y el descontento colectivo crece y se expresa en protestas callejeras y quemas de neumáticos. La cobertura de los medios sobre estos incidentes no reflejan el nivel que están alcanzando y muchos piensan que pudiéramos estar  cerca de un gran conflicto.

Las protestas masivas sólo conducen a acciones represivas con saldos elevados de víctimas y daños incalculables a la propiedad, tanto pública como privada, y efectos perniciosos sobre la actividad económica, dificultando muchas veces el acceso a los centros de trabajo y a los planteles escolares. Cuando a las autoridades se les hace imposible contenerlas, el caos se apodera de las ciudades y la represión tiende a ser enérgica. Recordemos la poblada de abril de 1984, que llenó las calles de la capital de sangre, con un balance de muertos y heridos que todavía se desconoce.

Con el fin de evitar la repetición de tan lamentables sucesos y preservar la paz social, necesitamos de una forma de protesta que libere los demonios interiores que las calamidades sociales han sembrado en la población, hastiada de corrupción y de promesas incumplidas, y al propio tiempo obligue a la adopción por el gobierno de las acciones que motivan las protestas que vienen creciendo desde hace meses, a un ritmo preocupante. Propongo, por tanto, que dos días a la semana, a una hora determinada, las 5:00 p.m., por ejemplo, cada ciudadano,  donde quiera que se encuentre, detenga lo que esté haciendo y a todo pulmón grite un “sanantonio”, a fin de que el eco de su exasperación penetre las cerradas ventanas de aquellos que embriagados de poder se han vueltos sordos a los reclamos de la sociedad.

Evitemos así que el desorden impere en nuestras calles y hagamos con ello avergonzarse a quienes no cumplen con  su deber en el país.

 

 

 

 

Comenta con tú facebook

Comentarios

Una ciudad a oscura, llena de dolor y basura, un funcionario sordo y ciego nos tortura, mas penoso el pueblo paga sus gastos y factura, oye nos estan llevando a la locura, quien rompera las ataduras D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *