En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Convención PLD: ¡A tiro limpio!

Corrompido, degradado, dividido…el PLD escenificó su convención a tiro limpio.

Aquello de partido disciplinado y con capacidad de consenso se fue al carajo.

La gansterización lo arropa como mal que corroe a todo el sistema tradicional de partidos.

El PLD siguió los pasos del PRSC y el PLD. Las mafias políticas aferradas  a la política y al poder como negocio no pueden dar productos diferentes.

Unas la exhiben primero, otras después.

Son fuerzas en descomposición, en dispersión, en extinción.

Las convenciones a sillazos, pedreas y tiros son el producto de las feroces competencias internas por los cargos, preámbulo de lo que puede pasar en los comicios del 2016 en mayor dimensión.

Si así operan sus facciones leonelista y danilista entre sí, no esperemos otra actitud del PLD en las elecciones generales frente a sus opositores; ni tampoco conductas distintas de las mafias opositoras o asociadas.

Son las primeras señales ominosas del cuadro que se avecina.

De este sistema solo sale pus.

Si las clases no se suicidan, las mafias menos. Se aferran a sus privilegios, a sus fuentes de fortunas y sus puestos de poder.

Las elites de la partidocracia dominicana es a la vez una especie de lumpen burguesía sin escrúpulos para asociarse y forma sicariatos; mezclarse con la narco-corrupción, las claques militares y policiales corrompidas.

Sin reparos para robar, matar, arrebatar, asaltar urnas y caotizar cualquier espacio.

Solo la apropiación multitudinaria de la idea de aislar esa tendencia perversa a fuerza de golpes de masa y de democracia de calle, puede detener el curso ominoso de la política dominicana.

Esto requiere sembrar en todo el territorio nacional la idea de que este sistema, este capitalismo neoliberal, estas instituciones se agotaron; y que es preciso refundar el Estado y la Nación, desmontar el neoliberalismo para iniciar los grandes cambios a través de un proceso constituyente participativo. Nueva Constitución, nuevas instituciones, nuevo Estado y nuevo poder trasformador, o el caos seguirá creciendo. Ese es el gran dilema. CONSTITUYENTE POPULAR Y SOBERANA O CAOS.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *