En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Costumbres de ayer

Yo no sabía que la costumbre de ayer existía hoy. Tuve que pasar en los últimos años por problemas que hoy sé.

Gente que no conocía averiguaron mi dirección y mi teléfono y nos visitaron trayendo en sus manos obsequios como mano de plátanos, guineos, jobos, carambolas, entre otras cosas. Es que la manifestación y atención de la gente sencilla del pueblo la manifiestan de esa forma, ¡Para mí ha sido un gesto que jamás pensé que me sucedería…!

Es contrario a aquellos a quienes les hice su nombre más hoy ostentan miles y hasta millones. Algunos hacen declaraciones sobre su desprendimiento, cosa que es totalmente falsa: “yo he ido a verlo varias veces, y a cada rato hablamos”. En declaraciones en la televisión han afirmado “Yo hice ese nombre y por él viven muy bien”.

Todos saben que el uso exagerado de los estupefacientes destruye parte del cerebro, afecta la memoria y el raciocinio. Por eso usted puede ver que en la mañana dicen algo, en la tarde otra y en la noches se contradicen con las dos primeras. Mucho cuidado en creer en gente como esta..

PODEMOS ENCONTRAR ALGUNAS EXPLICACIONES, QUE SIN SER EXPERTOS EN LA MATERIA NOS AYUDAN A CONOCER DATOS IMPORTANTES DE ESTE GRAVE PROBLEMA.

HE AQUI ALGUNAS

– “La cocaína desestructura el cerebro, altera la estructura de las neuronas en la corteza cerebral”.

-.”Su uso continuado puede provocar estados de irritabilidad, inquietud y paranoia e incluso, llegar a un episodio total de psicosis paranoica en que la persona pierde el sentido de la realidad y sufre alucinaciones auditivas”.

– Ya que la cocaína es una droga extremadamente adictiva, es muy difícil que una persona que la pruebe pueda predecir o controlar hasta dónde continuará deseándola o consumiéndola.

Es muy fácil encontrarlo en toda la población intelectual y artística. Quienes lo padecen dan pena… SON ENFERMOS.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *