En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Creador de la red online de narcotráfico masivo conocida como “la ruta de la seda” es sentenciado a vida en prisión

Creador de la red online de narcotráfico masivo conocida como “la ruta de la seda” es sentenciado a vida en prisión
Creador de la red online de narcotráfico masivo conocida como “la ruta de la seda” es sentenciado a vida en prisión

Ross UlbrichtREDACCIÓN INTERNACIONAL.- Ross Ulbricht, el creador de la notoria plataforma online diseñada para facilitar la venta de heroína, cocaína, LSD, y otras drogas ilegales, fue sentenciado a vida en prisión el pasado viernes 29 de mayo en una Corte Federal del Distrito de Manhattan.

Ulbricht, de 31 años fue sentenciado por la juez Katherine B. Forrest por ser, como describieron los procuradores, “el capo de una red global de narcotráfico digital.”

El acusado enfrentaba una sentencia mínima de 20 años en prisión por uno de los cargos en los que fue convicto, pero la jueza Forrest le propició una sentencia mucho más larga de lo que las acusaciones de los procuradores ameritaban, haciendo un gran énfasis en que todo tipo de drogas, especialmente las que eran comerciadas en la red del Ulbricht, eran catastróficas para las familias y que era necesario hacer un ejemplo para que esto no pasara de nuevo.

Dirigiéndose directamente a Ross Ulbricht, la magistrada declaró “lo que tu hiciste en conexión con la Red de la Seda fue terrible para el tejido social de nuestro país.”
Las autoridades explicaron que con tan solo tres años de operación, la Ruta de la Seda sirvió de plataforma para más de 1.5 millones de transacciones llevadas a cabo por de miles de cuentas de vendedores, y más de 100,000 cuentas de compradores. Esto fue posible porque notoria red operaba en una parte escondida del Internet conocida como la dark web, que permitía a los clientes hacer transacciones anónimas fuera del alcance de la ley.

Los procuradores dijeron que las transacciones fueron hechas utilizando la moneda virtual Bitcoin y que Ulbricht, operando bajo el pseudónimo Dread Pirate Roberts, tomó millones de dólares en comisiones.

Añadieron que la red es “un prototipo de una nueva forma de utilizar el Internet para evadir la ley y facilitar transacciones criminales” y que la convicción de Ulbricht “era la primera de su naturaleza y que su sentencia está siendo diligentemente vigilada” por muchos de los criminales que utilizan este tipo de plataformas.

“Lo que hiciste no tiene precedentes” , dijo la jueza a Ulbricht, “y que como pionero en este tipo de crimen” tenía que pagar las consecuencias.

“ Cualquiera que considerase hacer algo similar, añadió la jueza, tenía que entender claramente que “sin duda alguna, si rompes la ley de esta manera, habrá consecuencias tremendamente serias.”

El Sr. Ulbricht fue convicto en Febrero de sostener una iniciativa continua de crimen organizado y de distribuir narcóticos en el Internet, entre otros cargos. El gobierno también alegó que él solicitó los asesinatos de personas que él veía como amenazas para su operación, y que al menos seis muertes eran atribuidas a drogas compradas en su sitio web.

En la audiencia, la madre de una de las víctimas y el padre de otra pronunciaron discursos emocionales a la jueza declarando que el Sr. Ulbricht estaba motivado por la avaricia que lo llevó a facilitar drogas peligrosas a personas vulnerables.

“Yo sinceramente creo que mi hijo hubiera estado aquí hoy si Ross Ulbricht no hubiese creado la Red de Seda” dijo el padre de una de las víctimas, añadiendo que “Todo lo que le importa a Ross Ulbricht es crecer su pila de Bitcoins.”

Ulbricht, vistiendo un atuendo de cárcel color azul oscuro, estaba sentado entre sus dos abogados, Joshua L. Dratel y Lindsay A. Lewis, durante los procedimientos, y luego se dirigió a la jueza.
Parado con sus manos esposadas, habló sin notas por más de 10 minutos, lagrimoso y pareciendo tener dificultades para hablar por la emoción.

“Recuerdo cuando creé la Ruta de Seda” dijo Ulbricht. “Quería empoderar a la gente que quisiera ser capaz de hacer decisiones por si mismos en sus vidas, y que tuvieran privacidad y anonimidad al hacerlo.”

“No digo esto porque quiera justificar cualquier cosa que haya pasado. Sólo quiero dejar las cosas claras, porque desde mi punto de vista, yo no soy un sociópata egocéntrico que trataba de expresar algún tipo de locura interna. Yo sólo cometí algunos errores muy graves.”

Ulbricht, que se graduó de física en la Universidad de Dallas en el 2006 y que realizó una maestría en ciencias materiales e ingeniería en la Universidad Estatal de Pennsylvania en el 2009, se refirió en un momento a su conocimiento en las ciencias.

Dijo que se dio cuenta de que “las leyes de la naturaleza se parecen mucho a las leyes del hombre. A la gravedad no le importa si estás de acuerdo con ella, y si saltas de un precipicio, te vas a lastimar no importa lo que pienses. Y mientras yo no estaba de acuerdo con la ley, todavía fui convicto de un crimen y debo de ser castigado. Entiendo ahora y respeto la ley ahora.”

La jueza Forrest concedió que Ulbricht no encajaba el “perfil típico de un criminal” pero añadió que “no debe de haber duda de que nadie está por encima de la ley, no importa el nivel de educación ni privilegios. Todos son iguales ante la ley. No debe de haber duda de que no puedes administrar una empresa criminal masiva y, porque ocurrió en el Internet, minimizar el crimen cometido.”

La jueza también ordenó al sentenciado, la suma de $184 millones de dólares.

Luego de finalizar los procedimientos, Dratel dijo que el caso sería apelado.

“Tenemos serios problemas con el prejuicio de la conducta sin cargos y sin pruebas que impulsó dramáticamente esta sentencia. No se trató nunca del crimen del que fue convicto, se trató completamente de una apelación a la emoción.” Añadió que estaba “tremendamente decepcionado.”

La madre del Sr. Ulbricht dijo que su hijo estaba “enfrentando su sentencia completamente destruido.”

“Yo sé que si Ross saliera de esa prisión mañana mismo, las autoridades no sabrían de él nunca jamás,” dijo la Sra. Ulbricht, añadiendo que “Ross no es más amenaza a la sociedad de lo que soy yo.”

Durante el juicio, la defensa del Sr. Ulbricht sostuvieron que era cierto que el Sr. Ulbricht había creado el sitio web pero que luego lo había entregado a otros antes de que fuera tentado a volver y fuera atrapado por la FBI en el 2013. El Sr. Dratel negó que su cliente fuera el misterioso personaje llamado Dread Pirate Roberts, un personaje basado en el libro y la película “La Princesa Prometida.”

No obstante, la jueza Forrest no dejó lugar a duda de que ella sí cree que el Sr. Ulbricht sí estaba detrás de la plataforma, y que había planeado cuidadosamente la iniciativa, siempre buscando burlar la ley. “Tú eras el capitán de la nave como el Dread Pirate Roberts y tú hiciste tu propia ley.”

Tan solo días después de la declaración de la sentencia, ya se ha desatado el furor en las redes. Haciendo énfasis en el completo circo que fueron los procedimientos de la sentencia, y el razonamiento de la jueza Roberts para declararla, muchos, incluyendo profesores y expertos en ley criminal, dicen que la sentencia es extremadamente desproporcionada e injusta para los crímenes que cometió el Ulbricht.

Otros dicen que las actividades del Ulbricht no debieron ser criminalizadas en primer lugar, ya que él nunca compró ni vendió narcóticos ilegales, tan solo creó una plataforma que proveía anonimidad a sus usuarios. Hay otros que argumentan que el uso de cualquier narcótico no debería ser criminalizado siempre y cuando sean utilizados por adultos que consienten hacerlo, porque la libertad de una sociedad democrática permite que las personas tengan la libertad de tomar cualquier decisión siempre y cuando esa decisión no lastime a otros. A esto añaden que culpar al Sr.

Ulbricht por la muerte de personas que utilizaron drogas compradas en su sitio es lo mismo que culpar a una compañía de bebidas alcohólicas por las muertes que causan las personas que conducen bajo la influencia.

Esta sentencia está siendo categorizada como un ejemplo más de la injusticia que conlleva la guerra contra las drogas que ha combatido el gobierno de los Estados Unidos por más de medio siglo, y como un ejemplo de la insensatez de la naturaleza vengativa de la ley criminal en este país.

Fuente. New York Times, Bejamin Weisser, Ross Ulbricht, Creator of Silk Road Website, Is Sentenced to Life in Prison. Mayo 29, 2015
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *