En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Créditos al presidente Fernández

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El programa de ahorro energético, promoción de energías alternativas y austeridad anunciado esta semana por el presidente Leonel Fernández es, en sentido general, positivo y contentivo de aspectos fundamentales, aunque en su mayor parte sea repetición de propuestas anteriores que no pasaron del discurso o apenas fueron intentadas.

Como el gobierno pasa por una crisis de credibilidad es natural que muchos pongan en dudas el programa anunciado. Ya el informe de la Comisión Internacional para el Desarrollo Estratégico de la nación encabezada por el reputado economista francés Jacques Attalí por encargo del propio presidente Fernández, diagnosticó como primer desafío del gobierno el devolver la confianza de la población en las instituciones.

El informe se refiere al proyecto de Estrategia Nacional de Desarrollo, recién enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo y por lo cual hay que dar créditos, sosteniendo que “su implementación inmediata tiene que provocar un sobresalto de confianza en la población dominicana” y que “debe ser acompañada de mensajes fuertes mostrando la voluntad de cambiar de paradigma y adoptar un modelo justo, duradero y ambicioso”.

Es evidente que en el programa anunciado el jueves por el primer mandatario hay dosis de populismo y demagogia, cuando son de dominio público las dificultades por las que atraviesa el gobierno para cumplir las reducciones de déficits fiscal y subsidio energético contempladas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Incluso la reducción del gasto público en 12 por ciento podría ser mayor, ya que en el 2007, en situación similar, se estableció en 20 por ciento.

Pero ninguna de las críticas válidas debe impedir una ponderación positiva de muchas otras ni restarle apoyo, por ejemplo al programa de incentivo agropecuario y al esfuerzo por ofrecer alimentos a precios más bajos a la población más necesitada.

Tampoco a las medidas encaminadas a la reducción del consumo de combustibles público y privado.

Es lamentable que una propuesta como la circulación interdiaria de los vehículos del transporte público y la congelación de su número sea rechazada sin ninguna ponderación. Esa disposición se ha implementado en otros tiempos y dado el excesivo número de carros y minibuses que circulan con escasos pasajeros, pudiera representar un gran ahorro de energía y depreciación de los mismos. Por efecto indirecto reduciría los tapones en la circulación lo que se traduce en mayor ahorro de combustibles. En los días que trabajen sus operarios podrían producir el doble y disponer de los días libres para nuevas iniciativas productivas.

Varias decisiones de las últimas semanas parecen indicar alguna disposición a rectificar el camino que ha seguido el gobierno, como la sustitución de numerosos altos funcionarios, lo que revierte la creencia de que los cargos son patrimonio político personal. Mejor aún por la destitución de por lo menos uno, el director del Fondo de Promoción de la Pequeña y Mediana Empresa, apenas horas después de ser evidenciado como malversador de los recursos puestos a su cargo.

También habría que incluir entre los aspectos positivos el envío al Congreso Nacional de un proyecto de reforma de la ley orgánica de las Fuerzas Armadas, que merece una profunda, seria y hasta atrevida ponderación, por parte de los legisladores y de toda la opinión pública.

Hay que dar créditos al presidente Leonel Fernández con la esperanza de que produzca una mayor renovación de su gobierno en el último tramo de su período y para que enfrente con éxito los desafíos económicos nacionales e internacionales.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *