En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Creer en las encuestas?

¿Creer en las encuestas?
Bernardo Vega

Bernardo Vega.Portavoces dentro de los partidos de oposición ahora plantean que el Palacio Nacional ha tomado control sobre las 3 ó 4 empresas locales que se dedican a hacer las preguntas por cuenta de las empresas encuestadoras internacionales y que es por eso que estas favorecen tanto a Danilo Medina. El tiempo muy pronto dirá.

Utilicemos el elemento tiempo, pero en retrospectiva. En las elecciones de 1996 la encuestadora que más se aproximó a la realidad fue Gallup, seguida por Mark Penn, quien entonces operaba bajo su empresa Penn, Schoen & Berland. Las distantes fueron la Global, Hamilton & Staff y Martínez y Salcedo. En las del 2000 la que más acertó fue Penn, Schoen & Berland (la de Mark Penn) y luego la Gallup. Por orden de alejamiento quedaron Hamilton & Staff, Grupo Económico Cibao, Tesis Consultores, Demoscopia, Sigma II, Sofre y Alfonso Cabrera y Asesores. En las del 2004 Penn, Schoen & Berland y Gallup otra vez fueron las que más se acercaron.

Desde el 2008 se comparan las encuestas solo con el resultado del voto nacional, es decir sin contar el voto en el extranjero, ya que las encuestadoras no miden este último. Gallup fue la que más en ese año se aproximó y, luego Penn, Schoen & Berland y Greenberg, empatados. Más distantes quedaron ARG, Zogby, el Centro Económico del Cibao y Noxa. Más lejos aún CID Latinoamericana y Hamilton. En ese año tanto Penn, Schoen & Berland como Gallup preguntaron a boca de urna el día de las elecciones quedando bien cerca de resultados reales. Penn, Schoen & Berland hasta anunció, desde Madrid, en El País, los resultados aún antes que los diera nuestra Junta Central Electoral.

En el 2012 Penn, Schoen & Berland y Greenberg fueron las que más se acercaron, seguidos por Gallup. Las tres trabajaron para medios: Noticias SIN, Diario Libre y Hoy, respectivamente. Más retiradas y en orden de alejamiento quedaron Asisa, Hamilton & Staff, Sigma II, Alfonso Cabrera & Asociados, Bennenson, CID Latinoamericana, Insight, Acevedo, Grupo Económico Cibao, Zogby, Bendixen, ABC, Peralta e Idéame. Las últimas siete erróneamente predijeron la victoria de Hipólito Mejía, quien perdió. En resumen, que desde 1996 las encuestas que más han acertado han sido las contratadas por y para los medios de televisión y la prensa escrita.

Algo difícil de predecir es el nivel de absentismo. Ha estado rondando entre un 24% y un 27% del padrón. Un factor técnico empuja hacia un menor absentismo en el 2016, ya que el denominador de la fórmula de la abstención, el tamaño del padrón, se ha visto afectado por el hecho de que muchos que aparecían en él realmente estaban muertos, o fuera del país y ahora han desaparecido del padrón como resultado de la emisión de la nueva cédula. Pero, por otro lado, bien podría ser que el numerador, es decir el voto emitido, baje y que el resultado total sea una mayor abstención, ya que luce que muchos no votarán, por su desencanto general con la política y por la percepción de que ya Medina ha ganado.

El voto en el exterior ha sido costosísimo. El implementarlo y mantenerlo, si se divide por el total de los que han votado, arroja un costo por voto mayor que el que si esas personas hubiesen tomado un avión y hubiesen venido al país a votar. Peor aún, en cada elección son menos los no residentes que votan, en vez de más. El que estimuló el voto en el exterior fue el Dr. Leonel Fernández, pensando que eso le agregaría al PLD, pero las elecciones de hace tres años reflejan que este favoreció a la oposición, conformada entonces por el PRD. Como este ahora está aliado al PLD, está por ver si al PRM le irá bien con el voto de los ausentes, superando al binomio PLD-PRD.

Finalmente, como por primera vez tendremos un voto totalmente electrónico, más que nunca procede la observación de Participación Ciudadana que tan exacta ha sido en las últimas cinco elecciones. Sería la única forma de que una fuente objetiva certifique el resultado y a quien más eso le conviene es a la propia Junta Central Electoral.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *