En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Cuando se cierran las puertas

La columna de Miguel Guerrero

A este país le esperan momentos muy difíciles. La apariencia de tranquilidad y la ilusión de bienestar que dan las políticas sostenidas en un creciente e inaguantable endeudamiento y constantes reformas tributarias, a un ritmo de una por poco más de un año, no podrán mantenerse por mucho tiempo.

La creencia de que enriqueciendo al Estado a costa del empobrecimiento de la sociedad, permitirá continuar las prácticas clientelares y mantener así la frágil estabilidad, económica, social y política, caerá por su propio peso.

La experiencia que viven hoy otras naciones con más recursos e instituciones democráticas, al parecer no cuenta para quienes han subvertido las estructuras institucionales, subordinándolas al interés de prolongarse en el poder para garantizar de ese modo, sin límite ético y moral alguno, los frutos del secuestro de los poderes del Estado.

Si a esto se agrega el convencimiento, cada día más firme, de la sumisión de las estructuras judiciales a ese ilimitado esfuerzo de concentración de poder, que ya ha destruido de hecho toda oposición real, el pueblo podría verse forzado a ceder a la tentación de otras opciones no del todo institucionales, como la toma de calles y plazas, sea por incitación, lo cual no parece probable ante la inexistencia de un fuerte liderazgo opositor, o por generación espontánea, como se ha visto en numerosos países en los actuales momentos.

La frustración que supone la negativa de la justicia a investigar expedientes de corrupción y lavado de activos de poderosas figuras políticas, incluyendo al ex presidente Fernández y al senador Bautista, le plantea a importantes sectores de la sociedad el dilema de escoger entre dos opciones. O encamina sus justos reclamos de justicia y reivindicación por una vía que entiende secuestrada o se decide por las calles, al ver cerradas las puertas de la primera. Quiera Dios que esté equivocado.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Comentarios

No creo que usted este equivocado, nuestro camino va hacer la violencia porque los grupos de poderes no van aceder en su ambicion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *