En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Cuidad de los Muertos en estado de emergencia

Cuidad de los Muertos en estado de emergencia
Cuidad de los Muertos en estado de emergencia

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una sobrepoblación de cadáveres existe en los cementerios de San Cristóbal, Nigua y Haina, de la región Sur del país, donde los muertos mueren dos veces debido a la dejadez de las autoridades y actos vandálicos.

Tumbas apiñadas, carencia de pasillos, ichos construidos encima de otros nichos y sarcófagos convertidos en corrales de vacas, caracterizan  los camposantos de Nigua en San Cristóbal, donde los muertos no descansan en paz.

Los cementerios municipales San Gregorio y Carretera Sánchez en Nigua, construidos hace más de 70 años, ya están saturados de muertos.

Además de exhibir su descuido, similar al de un vertedero, es notoria la ausencia de seguridad.

Los saqueos y profanaciones están a la orden del día; una constante que representa un dolor de cabeza para los comunitarios.

“No se puede enterrar a un muerto en una caja buena, van y se la cogen, si tienen que sacar al muerto se lo sacan” Augusto Morillo, residente en Nigua.

80 tareas de tierras, a un costo de 8 millones de pesos, se adquirieron en el Kilómetro 22 de San Cristóbal, para la construcción de un nuevo cementerio, según el alcalde de Nigua.

La Ciudad de los muertos de Sainaguá en el pueblo de San Cristóbal, es otro cementerio municipal que no aguanta otro cadáver más.

El destino de los huesos que no sean reclamados será decisión de la administración. Al menos 500 difuntos se encuentran en estas condiciones dentro del camposanto, el cual fue dejado a oscuras por los delincuentes.

En materia de asfaltado vial este cementerio muestra cierto orden, lo que contrasta con las tumbas de los Bajos de Haina, enterradas en sus polvorientas calles y con un tiempo de vida limitado.

Aunque las autoridades municipales prometen a futuro nuevos lugares de entierros dignos, la realidad actual es que las precariedades de los cementerios suman más angustia y desesperación al duelo de los familiares que no encuentran donde sepultar a sus seres queridos con seguridad.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *