En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Da a luz sola en una habitación de hotel guiándose por un tutorial de YouTube

Da a luz sola en una habitación de hotel guiándose por un tutorial de YouTube
Da a luz sola en una habitación de hotel guiándose por un tutorial de YouTube

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Todo está en internet, dicen algunos. Y hay vídeos de casi todo en YouTube. Tal es así que hasta se puede dar a luz en soledad gracias a un tutorial de la principal plataforma de vídeos. Es lo que le pasó a Tina Freeman, una joven estadounidense de 22 años, a la que la naturaleza llamó cuando no lo esperaba, recoge Gizmodo.

Freeman es informática de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Se enteró de que estaba embarazada solo dos meses antes de que cumpliera. Ella tomaba la píldora y no había ganado peso. Tenía contratadas unas vacaciones en Europa antes de enterarse de su estado, pero decidió seguir adelante con el viaje.

En un hilo de Twitter, Freeman cuenta cómo fue su odisea. En pleno vuelo empezó a sentir un fuerte dolor de estómago, que achacó al salmón que comió en el menú del avión (a lo que no está acostumbrada por ser vegetariana). Tenía una escala de 17 horas en Estambul y ya en el aeropuerto de la capital turca pensó que quizá su fuerte dolor no tenía nada que ver con la comida, sino con que se le adelantaba el parto.

Consiguió llegar a su hotel y como no encontraba nadie que hablara inglés ni conocía el número de emergencias, decidió ponerse “en modo millenial y busco que hacer en YouTube”. Siguiendo las instrucciones de un vídeo, llenó una bañera con agua tibia y se introdujo. Mordió una toalla y esperó a que las contracciones aparecieran cada dos minutos. Con un dolor muy fuerte (“nunca había sentido tanto dolor en mi vida”), tras cinco o seis empujones el bebé salió.

Era un niño. Posteriormente se sentó en el retrete y expulsó la placentam que recogió en una bolsa del hotel. Buscó en Google cómo cortar el cordón umbilical y lo hizo con un cuchillo. Como no tenía nada para pinzar el cordón umbilical del bebé, decidió usar los cordones de sus zapatillas. Para esterilizarlos los hirvió con un hervidor eléctrico para el té que tenía en la habitación.

Al día siguiente, Tia llegó al aeropuerto con su bebé, vestido con una camiseta de su madre. En aduanas tuvo que responder a muchas preguntas y las autoridades aeroportuarias requirieron a la Policía y a un médico para comprobar que la historia era cierta. Fue llevada al consulado de Estados Unidos en Estambul, donde se le expidió un certificado de nacimiento para el bebé, al que ha llamado Xavier Ata (Ata es un nombre turco). Madre e hijo ya están en Estados Unidos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *