Ir arriba
Lunes 28 de septiembre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 109,737
  • Nuevos casos 468
  • Fallecidos total 2,074
  • Nuevos fallecidos 10
  • Recuperados 83,434
  • Críticos
  • Pruebas 455,525
<< Mapa interactivo >>

"De Gaulle", el filme que muestra su arranque en política y lado más humano

"De Gaulle", el filme que muestra su arranque en política y lado más humano

ESPAÑA.- La película «De Gaulle», presentada este lunes en el BCN Film Fest, muestra «el lado más humano» del primer presidente de la V República francesa, en el momento en que «se impulsa su carrera política», en 1940, por oposición al mariscal Pétain, explicó el actor protagonista, Lambert Wilson.

La película arranca en mayo de 1940, cuando el recién nombrado general de brigada Charles de Gaulle asiste al hundimiento militar y político de Francia frente al ataque de la Alemania nazi y se enfrenta de manera particular a Pétain.

Tras la huida de parte del gobierno galo a Burdeos, De Gaulle marcha a Londres para pedir ayuda a Winston Churchill e intentar mantener la lucha; y en paralelo el espectador sigue la particular huida de la mujer de De Gaulle, Yvonne con su hija con síndrome de Down y sus otros dos hijos, primero a Loiret y finalmente a Bretaña, desde donde huyen en barco.

La película concluye con el famoso llamamiento que De Gaulle hizo el 18 de junio de 1940 a través de la BBC para que los franceses resistieran, un día antes de reencontrarse con su familia en Londres.

En una videoentrevista, Lambert Wilson explicó a EFE que el De Gaulle que interpreta es «un hombre que vive un periodo de crisis histórica y, aunque habla a los franceses desde la sombra, aparece como un hombre solo, sin un ejército detrás».

La historia narrada, añade el actor, muestra «su desnudez, su debilidad, e incluso en una escena Churchill reconoce en De Gaulle esa soledad como propia y valora su determinación».

Mostrar el lado humano del general es algo que, según Wilson, «ha sorprendido mucho a los franceses, porque siendo una figura que ha perdurado mucho en la política francesa, también tenía una parte oscura, de dudas; e incluso durante la guerra y después estuvo tentado varias veces por el suicidio».

Admite Wilson que «por desgracia en Francia, como en cualquier país, nos hemos tapado los ojos y los oídos hacia la propia historia, pero se debe pensar que Francia estaba políticamente destruida y Pétain quería el armisticio. En los últimos días se han producido ataques a esculturas de algunos personajes de esta época, asociados al colonialismo y al racismo, pero debemos pensar que si no se ejecutó en Francia a todos los judíos, los homosexuales y los comunistas y conservamos parte del territorio, fue gracias a De Gaulle».

Wilson recuerda que interpretó en su carrera a personajes históricos como Cousteau, Racine, Felipe V o un conquistador español en «Eldorado» de Carlos Saura. «No sé por qué me los proponen, seguramente ven algo de mi perfil, mi nariz, que recuerda esa época», bromea, pero confiesa que es actor «porque quiero viajar en el tiempo».

Esa tendencia continuará en un próximo proyecto, «Benedetta», nueva película de Paul Verhoeven, que se rodará en 2021, «película sobre una historia real de una monja asesinada en el Vaticano en el siglo XVII».

Con experiencia cinematográfica para el ejército francés y con varios documentales para la televisión francesa sobre momentos de la historia bélica del siglo XX, el director Gabriel Le Bomin dijo a EFE que, cuando se preguntaron por cuál sería la mejor manera de mostrar a un personaje como De Gaulle, «del que no se habían hecho hasta ahora películas de ficción», decidieron centrarse en «el momento bisagra de su vida, cuando todavía no es un personaje histórico, pero toma decisiones que le llevarán a serlo».

Era 1940 también un momento clave, pues cuando se marcha a Londres, «se separa de su familia y aparece como alguien solo, aislado y que tiene que luchar contra algo inconmensurable, y esto era interesante para construir una ficción en la película».

Tirar adelante el proyecto fue también una tarea difícil, admite Le Bomin, «a pesar de que De Gaulle sigue siendo un personaje que estructura la actualidad política en Francia», pero «este tipo de acercamientos cinematográficos a alguien célebre es algo habitual en la tradición anglosajona, pero no en la francesa».

Para encontrar la financiación necesaria fue decisivo hacer una fotografía con el actor protagonista, Lambert Wilson, maquillado y con el uniforme «para demostrar que podía ser creíble» y tras aparecer en la prensa profesional, el productor se acabó de convencer, señala el director.

No hubo necesidad de audiciones para escoger a Lambert Wilson, al que tuvieron presente ya desde la escritura del guion: «tenía la edad, la estatura física y además es un actor al que le gustan estos personajes novelescos que se han de construir».

El propio Wilson, actor francés de origen irlandés, aceptó el reto, aunque confesó, añade Le Bombin, que si hubiera sido una película sobre toda su vida, no la habría hecho, y le interesó ese lado humano que muestra el filme.

Consciente de que «siempre es difícil comparar diferentes períodos históricos aunque sea tentador mostrar puentes entre el pasado y el presente», Le Bombin piensa que «en un momento en el que en muchos lugares, y no solo en Europa, asistimos a la vuelta de las fuerzas de extrema derecha, películas como ‘De Gaulle’ pueden ayudar a la gente, sobre todo a los jóvenes que no conocen la historia, a pensar sobre ese pasado», en este caso la Francia colaboracionista de Pétain.

Aunque preocupado por que la extrema derecha haya obtenido por primera vez la alcaldía de Perpignan, Le Bombin prefiere quedarse con que «en las grandes capitales de Francia han ganado mayoritariamente los ecologistas y otras fuerzas que no son la ultraderecha».

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *