En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Defensa de Assange presenta este lunes los argumentos contra su extradición

Defensa de Assange presenta este lunes los argumentos contra su extradición
Defensa de Assange presenta este lunes los argumentos contra su extradición

Julian Assange.

LONDRES.- Los abogados defensores del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, presentarán el lunes ante un tribunal de Londres los argumentos contra la extradición de su cliente a Suecia, país que le reclama para interrogarle sobre presuntos delitos de agresión sexual.

Está previsto que el propio Assange, que está en libertad condicional en el Reino Unido, comparezca ante la corte de Woolwich, donde se celebrará una audiencia en la que los representantes de la fiscalía sueca también podrán fundamentar su petición.

Tras la última comparecencia judicial, que fue de trámite, los abogados anunciaron que su línea de actuación se centrará en demostrar que la eventual entrega al país escandinavo podría desembocar en una extradición de su cliente a Estados Unidos, país donde podría ser acusado de espionaje y condenado incluso a la pena de muerte.

Además, el equipo legal del australiano, integrado por Mark Stephens y Geoffrey Robertson, entre otros, creen que pudo haber abuso de proceso al haber emitido Suecia una orden internacional de arresto para que su defendido fuera detenido en el extranjero cuando ni siquiera ha sido acusado formalmente de ningún cargo.

Por otra parte, los cargos con los que se le relaciona podrían no ser punibles bajo la legislación británica, dado que no hay pruebas de que las mujeres que ahora le denuncian no dieran su consentimiento a los actos sexuales.

Suecia pide la extradición de Assange para interrogarle sobre cuatro delitos de agresión sexual que presuntamente cometió contra dos mujeres suecas el pasado agosto, en un caso que inicialmente fue archivado por la fiscalía de Estocolmo y que después reabrió la de Gotemburgo.

El pasado enero, el equipo legal de Assange tachó de “ilegal” y “corrupto” el comportamiento de las autoridades suecas, que, a su parecer, le quieren castigar por motivos políticos.

Según Robertson, hay un “riesgo real” de que si el experto informático es entregado a Suecia pueda ser extraditado o incluso entregado ilegalmente a Estados Unidos, o directamente llevado a la prisión estadounidense de Guantánamo.

“Si Assange es entregado a EEUU, sin garantías de que la pena de muerte no será aplicada, hay un riesgo real de que pueda quedar sujeto a ese castigo”, dijo entonces el abogado.

Assange fue detenido en Londres el pasado 7 de diciembre en virtud de una euroorden cursada por Suecia, tras presentarse ante las autoridades británicas, quienes en todo momento conocieron su paradero.

El pasado 14 de diciembre, el experto informático australiano consiguió la libertad bajo fianza gracias al aval de personalidades como el cineasta británico Ken Loach, el periodista de investigación australiano John Pilger y el director estadounidense Michael Moore.

De cara a la vista de mañana, el juez Nicholas Evans de la Corte de Magistrados de Westminster -donde hasta ahora se veía su proceso- modificó las estrictas condiciones de esa libertad, que le obligan a vivir en la casa de un amigo en Suffolk (este inglés) y respetar un toque de queda, para que pudiera estar cerca del tribunal de Woolwich.

Así, Assange permanecerá el 6 y el 7 de febrero en el Club Frontline de periodistas, en Paddington (Londres), presidido por Vaughan Smith, el millonario propietario de la mansión inglesa donde se aloja.

Mientras continúa el proceso de extradición de Assange, empiezan a surgir conflictos paralelos que amenazan con complicarle las cosas al fundador de WikiLeaks.

“The Sunday Times” publica hoy que WikiLeaks ha amenazado con demandar al periódico británico “The Guardian” por el contenido supuestamente difamatorio de un libro escrito por dos periodistas de ese rotativo, David Leigh y Luke Harding.

Los dos informadores habían participado en la negociación inicial con Assange para que “The Guardian” publicara los cables diplomáticos estadounidenses obtenidos por WikiLeaks.

Además de la disputa con “The Guardian”, que hizo que Assange recurriera al rival “The Daily Telegraph” para proseguir con sus revelaciones, periodistas del “New York Times” estadounidense van a sacar su propio libro potencialmente dañino, y también lo va a hacer un antiguo compañero suyo del portal.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *