Robinson Canó.

ESTADOS UNIDOS.- El segunda base dominicano Robinson Canó castigó a su ex equipo pegando par de cuadrangulares y dirigió a los Marineros de Seattle a un triunfo por 4-3 sobre los Yanquis de Nueva York.

Canó (8) recuperó el poder con el bate y mandó la pelota a la calle en dos ocasiones.

El dominicano, que firmó con los Marineros en el 2014, viajó cuatro veces a la caja de bateo, pegó tres veces, remolcó cuatro carreras para llegar a 34 impulsadas en la temporada y anotó dos.

Antes del inicio de la jornada, Canó tenía .249 de promedio de bateo y lo mejoró a ,254.

Canó, que fue recibido con algunos abucheos en el Yankee Stadium, mandó la pelota a la calle en el primer episodio contra los lanzamientos de Michael Pineda sobre el jardín central con un corredor en el camino

El intermediarista volvió a enfrentar a Pineda en la sexta entrada y nuevamente le recetó el mismo castigo, mandando la pelota a la calle por el jardín derecho.

La victoria en la lomita fue para el abridor Isashi Iwakuma (2-1) en cinco entradas y dos tercios, aceptando cinco imparables, un jonrón y dos carreras.

El derrotado fue Pineda (9-6) en seis episodios, permitió seis imparables, dos jonrones y cuatro carreras.