Los Bravos, que disputaban el Clásico de Otoño por primera vez desde 1999, no lo habían ganado desde 1995 cuando se impusieron a los Indios de Cleveland.

HOUSTON.- Los Atlanta Braves derrotaron el martes 7-0 a los Houston Astros en el sexto juego de la Serie Mundial para coronarse campeones de Grandes Ligas por primera vez desde 1995.

El zurdo Max Fried se recuperó de dos malas salidas consecutivas, lanzando seis entradas en blanco, y el cubano Jorge Soler bateó un enorme jonrón de tres carreras contra el novato venezolano Luis García en la tercera entrada para que los Braves atraparan el cuarto título de la franquicia y el segundo en Atlanta, donde no se coronaban desde hace 26 años.

Los Braves también ganaron en 1958, cuando jugaban en Milwaukee, y en 1914, en Boston.

Fried, quien tuvo 14-7, 3.04 en la temporada (7-1, 1.56 en sus últimas 12 aperturas) durante la temporada regular, había permitido 15 hits y 10 carreras limpias en 9.2 entradas en sus últimas dos presentaciones contra los Los Ángeles Dodgers, en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, y en el juego 2 de la Serie Mundial.

Después que José Altuve pegó infield hit por el campocorto comenzando el primer turno de los Astros, el jardinero Michael Brantley bateó rodado sin fuerza por primera base. Freeman fildeó limpiamente, pero Fried no entró rápido a cubrir la primera base y cuando recibió el pase del 1B falló en encontrar la almohadilla y, en el proceso, fue pisado en el tobillo derecho por el corredor.

El manager de Atlanta, Brian Snitker, no desafió la llamada del árbitro a pesar de que la repetición de televisión mostró que ni Fried ni Brantley pisaron la almohadilla. Lo más importante, después de todo, es que Fried se mantuvo en el juego y evitó una aparente lesión.

Y no solamente se quedó, sino que dominó. El zurdo retiró al SS puertorriqueño Carlos Correa y los cubanos Yordan Álvarez (BD) y Yuli Gurriel (1B) sin sacar la bola del cuadro para dejar a los Astros en blanco. Correa y Gurriel fueron ponchados.

Terminó la noche con seis innings de cuatro hits, todos sencillos, sin boleto y seis ponches. Lanzó en la zona de strike 50 de sus 74 lanzamientos, mientras realizaba la labor más larga de todos los abridores durante la Serie Mundial del 2021.

El torpedero Dansby Swanson y el inicialista Freddie Freeman también sacaron la bola del parque y el intermedista Ozzie Albies anotó dos veces. Atlanta superó 11-2 en jonrones a los Astros, uno de los equipos que más bateó en todo el año.

El cuadrangular de Soler, un batazo de 446 pies que pasó por encima de la vía del tren colocada a 90 pies sobre la verja del jardín izquierdo, es uno de los más largos en la historia de 21 años del Minute Maid Park. Para el cubano fue su tercer jonrón de la Serie Mundial, empatando el récord para peloteros cubanos con Tany Pérez (1975) y Randy Arozarena (2021).

De por vida en playoffs, solamente Arozarena (11) y José Canseco (7) tienen más que Soler entre los toleteros cubanos.

De acuerdo a ESPN Stats & Info, desde el 2006, cuando se comenzaron a medir con exactitud los jonrones en Grandes Ligas, en el estadio de los Astros se han bateado 90 vuelacercas de 440 o más pies, incluyendo ocho en el 2021. Las cifras abarcan serie regular y playoffs.

El cuadrangular más largo en la historia del Minute Maid Park fue uno de 486 pies que conectó Prince Fielder contra Brett Myers el 29 de abril del 2011.