"Que sea lo que Dios quiera. Yo puse los números, ya hice mi parte, pero no controlo lo que ocurrirá en ese proceso", expresó el Big Papi.

Santo Domingo.- Falta menos de 24 horas para se conozcan los resultados de la votación del Salón de la Fama de Cooperstown, en la que el expelotero de Grandes Ligas David Ortiz, podría llegar a la inmortalidad.

Los resultados serán esperados por la leyenda de los Red Sox junto a sus familiares y allegados que incluye a su excompañero y compadre Pedro Martínez.

"Que sea lo que Dios quiera. Yo puse los números, ya hice mi parte, pero no controlo lo que ocurrirá en ese proceso", expresó el Big Papi en conversación vía telefónica con ESPN Digital.

"El único dolor que he tenido en todos mis grandes momentos de los últimos tiempos es la ausencia de mi madre Ángela, quien falleció en el 2002, sin verme alcanzar el éxito completo. Es lo único que empaña cada logro que consigo. El hueco dejado por mi mamá no lo he podido llenar", dijo Ortiz.

Agregó que "Me siento agradecido de Dios por todo lo que me ha dado, sobre todo por mi familia y mis amigos. La gloria es de Dios y si él quiere que entre al Salón de la Fama, entraré. Si no entro, entonces es porque Dios no lo quiere y lo aceptaré".

A las 7:15 de la noche serán dados a conocer los resultados de la votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA por sus siglas en inglés) para la ceremonia del 2022.

De acuerdo a la recopilación anual de Ryan Thibodeaux con los votos que son anunciados públicamente, Ortiz había sido marcado en 153 de 182 papeletas divulgadas, para un sólido 84.1% de apoyo.

El jardinero dominicano Sammy Sosa, quien también está en la boleta por décima y última ocasión, exhibe un 24.7%, lo que básicamente garantiza que no seguirá siendo evaluado por los periodistas en el futuro, de igual manera, Alex Rodríguez exhibe un 40% y Manny Ramírez 24.7%