Este domingo por la noche, el TD Garden de los Celtics celebraba, porque después de 448 días consecutivos iba a volver a recibir al público en las butacas. 17.226 espectadores se acercaron para apoyar al equipo y soñar con revertir la serie

ESTADOS UNIDOS.- El cuarto juego, que terminó en victoria de los Brookyln Nets sobre los Boston Celtics por 141-126, fue el escenario de un vergonzoso episodio que protagonizó un fanático contra el base Kyrie Irving al término del partido.

 

Tras lograr el tercer triunfo de la serie (3-1) los jugadores visitantes comenzaron a abandonar el TD Garden por el túnel hacia los vestuarios. Fue en ese momento cuando un aficionado con la remera de Kevin Garnett le lanzó un botellazo al australiano que pasó muy cerca de su rostro.

 

Automáticamente el personal de seguridad se abalanzó hacia él para arrestarlo y expulsarlo del recinto. Finalmente, los Celtics anunciaron que fue vetado de por vida.

 

Este domingo por la noche, el TD Garden de los Celtics celebraba, porque después de 448 días consecutivos iba a volver a recibir al público en las butacas. 17.226 espectadores se acercaron para apoyar al equipo y soñar con revertir la serie.

 

Sin embargo, el regreso de los fanáticos no fue el esperado después de que uno sembrara el caos al arrojarle un botellazo a Irving mientras se dirigía a los vestuarios. El motivo, según indicaron los medios estadounidense fue que el base, que pasó por la franquicia de Boston entre 2017 y 2019, pisó el logo de su ex equipo que se encontraba en el centro de la pista.

 

Ése gesto, sumado a las revelaciones de Irving días atrás en las que aseguró que durante su estancia en los Celtics fue víctima de comentarios racistas y la reciente derrota habrían sido las razones por las que el fanático lo atacó.

 

“Es lamentable que los deportes hayan llegado a esta encrucijada en la que están surgiendo muchas viejas costumbres. El ser tratado como si estuvieras en un zoologico. La gente se siente con derecho a todo. Han pagado su entrada, genial y les agradezco que vengan a ver los partidos, pero esto no es un teatro en el que lanzan tomates a la gente que está actuando. Artistas y deportistas han sido tratados durante mucho tiempo como si fueran un zoo humano. Se lanzan objetos, se gritan cosas… Y se llega a un punto en el que es demasiado”, consideró Irving en la conferencia de prensa posterior.

 

Al mismo tiempo, Kevin Durant también salió en defensa de su compañero: “Sé que estar en la casa durante un año y medio con la pandemia puso nerviosa a mucha gente, estresó a mucha gente, pero cuando vienes a estos juegos, tienes que darte cuenta de que estos hombres son humanos. No somos animales, no estamos en el circo. Venir al juego no se trata solo de ti como fanático. Por lo tanto, respeta el juego. Respeta un poco a los seres humanos. Tu madre no estaría orgullosa de que arrojes botellas de agua a los jugadores o escupirlos o arrojarles palomitas de maíz. Así que crece mierda y disfruta del juego”

 

Un portavoz de la administración del TD Garden, en tanto, aseguró que iban a apoyar y ayudar a la policía mientras investigaran el incidente: “No vamos a tolerar ninguna violación de nuestros códigos de comportamiento y el responsable podría ser vetado de por vida del pabellón”.

Finalmente, horas después, los Celtics anunciaron que el agresor había sido arrestado y vetado de por vida de las instalaciones.

El incidente de Irving se suma a otros casos ocurridos en el arranque de estos playoffs. Los New York Knicks y los Philadelphia 76ers tuvieron que vetar la entrada a sus canchas a dos seguidores que escupieron y lanzaron palomitas contra las dos estrellas rivales, Trae Young (Hawks) y Russell Westbrook (Wizards). Según Infobae.