El primera base venezolano Jesús Aguilar recuperó su mejor toque de pelota con el bate y se convirtió en el protagonista de la jornada de postemporada de las Grandes Ligas al producir tres carreras y obligar a que la serie por el título de la Liga Nacional se defina en el decisivo séptimo partido.

HOUSTON.- El primera base venezolano Jesús Aguilar recuperó su mejor toque de pelota con el bate y se convirtió en el protagonista de la jornada de postemporada de las Grandes Ligas al producir tres carreras y obligar a que la serie por el título de la Liga Nacional se defina en el decisivo séptimo partido.

Aguilar remolcó tres carreras para los Cerveceros de Milwaukee que vencieron 7-2 a los Dodgers de Los Ángeles y empataron la serie (3-3) por el campeonato de la Liga Nacional, que disputan al mejor de siete juegos.

El ganador de esta serie deberá enfrentar en el Clásico de Otoño a los campeones de la Liga Americana, los Medias Rojas de Boston, que una noche antes eliminaron (4-1) a los campeones defensores de la Serie Mundial, los Astros de Houston.

Aguilar pegó casi perfecto al ir cuatro veces a la caja de bateo y hacer contacto con la bola en tres ocasiones, terminó con tres carreras empujadas de las siete que consiguieron los Cerveceros y llegó dos veces a la pisar la goma del plato.