Según los resultados de la investigación de oficio iniciada por el órgano rector a principios de febrero de 2021.

SAN PEDRO DE MACORÍS.- La Alcaldía decidió seguir con el contrato de la recogida de basura con la empresa del pelotero de Grandes Ligas Robinson Canó, tras la Dirección General de Contrataciones Públicas anular el procedimiento que dio pie a esa contratación tras encontrar “irregularidades graves”.

Mientras, un equipo de juristas se ocupa de defender la posición del ayuntamiento.

En un comunicado, el cabildo informó: “Hemos puesto en marcha, como en efecto dispone esta administración, a un equipo de técnicos y juristas a los fines de aclarar en cualquier escenario la posición de esta administración con relación al contrato de servicios de recolección de residuos sólidos con el cual hemos solucionado la década de problemas asociados con el manejo de residuos en nuestro suelo”.

También, agregó que “el pueblo de San Pedro de Macorís no dejará de recibir el servicio básico de la recolección, tratamiento y disposición final de los desechos sólidos más efectivo que haya tenido en la historia, esto es el prestado por la citada RJC Clear”.

El pasado domingo 2 de mayo, la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) anuló el procedimiento de urgencia Núm. AYUNTAMIENTO SAN P.-MAE-PEUR-2021-0001 llevado cabo por el Ayuntamiento de San Pedro de Macorís para la contratación de servicios de recolección de residuos sólidos en esa demarcación, en el que resultó adjudicada la empresa RJC Clear, S.R.L.

Según los resultados de la investigación de oficio iniciada por el órgano rector a principios de febrero de 2021, y cuyos resultados están documentados en la resolución Ref. RIC-85-2021, el Cabildo violó varios principios de la Ley 340-06, de Compras y Contrataciones Públicas, e incurrió en irregularidades graves, tales como inobservancias del pliego de condiciones que impidieron una mayor participación de oferentes; subjetividad en el método de evaluación de la oferta técnica y económica; así como un plazo corto e irrazonable para presentar las propuestas y la imposibilidad de subsanar credenciales.

La DGCP enfatizó la importancia de que los procedimientos de contratación sean llevados de conformidad con el debido proceso administrativo vigente, particularmente, en atención al perjuicio que causa a las administraciones centrales y locales, el no apegarse al cumplimiento de la Ley, en especial el no determinar con certeza las especificaciones técnicas y los criterios de evaluación en el pliego de condiciones, pues este último, constituye la base de todo procedimiento de contratación.

La institución concluyó que el Ayuntamiento Municipal de San Pedro de Macorís, incumplió con el debido proceso administrativo, por tanto, la “consecuencia jurídica que se deriva de las irregularidades graves constatadas en el pliego de condiciones específicas es la nulidad de pleno derecho, por la imposibilidad de realizar una evaluación imparcial y objetiva”.

A finales de febrero pasado, la DGCP anuló por razones similares el procedimiento de excepción por urgencia Núm. AMBC-MAEPEUR- 2020-0002, realizado por el Ayuntamiento Municipal de Boca Chica para la contratación de servicios de recolección de residuos sólidos, en el que resultó adjudicada la empresa Key West Corporation, S.R.L.