La de este viernes en París es la segunda vez en la que el palmareño se retira de una pista desde que es profesional.

Murcia.- El abandono de Carlos Alcaraz Garfia en los cuartos de final del Masters 1.000 de París Bercy es el segundo en la exitosa pero todavía corta carrera del joven tenista murciano, de 19 años y número 1 del mundo, y la retirada frente al danés Holger Rune se suma a la del Abierto de Estados Unidos de 2021, entonces con el canadiense Felix Auger Aliassime como rival.

Alcaraz, quien dio por finalizada su participación en el Accor Arena de la capital francesa aquejado de unas molestias en el abdomen de las que fue tratado por el fisioterapeuta de la ATP, estaba en disposición de remontar frente a Rune, seis días mayor que él y que ocupa el puesto 16 de la clasificación mundial.

El murciano perdió el primer set por 3-6 y en el segundo ganaba por 6-5 cuando sintió un pinzamiento en el costado izquierdo. Con ese problema su adversario forzó la muerte súbita y en ella Alcaraz ya no pudo aguantar el dolor y optó por abandonar después de estar 1 hora y 39 minutos en la pista.

Este problema, cuyo alcance está por determinar, puede privar al pupilo de Juan Carlos Ferrero de disputar la Copa de Maestros, para la que está clasificado desde hace casi dos meses y en la que comparecería como número 1 del mundo, pero su presencia en Turín del 13 al 20 de este mes de noviembre está en el aire y el de El Palmar confía en acudir y así defender su posición de privilegio, pues uno de sus grandes objetivos es cerrar el año en la cima del tenis mundial, algo que todavía no tiene asegurado.

La de este viernes en París es la segunda vez en la que el palmareño se retira de una pista desde que es profesional.

La primera se produjo en otros cuartos de final, entonces los del Abierto de Estados Unidos de 2021 cuando no pudo terminar su partido con Auger Aliassime pues cedió el primer set por 3-6 y cuando perdía el segundo por 1-3 se retiró aquejado de molestias en el aductor de la pierna derecha, en el muslo izquierdo e igualmente en el abdomen.

Tantos contratiempos le llevaron a dejar la raqueta después de 1 hora y 8 minutos de aquel encuentro disputado en Flushing Meadows el 8 de septiembre del pasado año.