El defensor central aprovechó un gran centro de tiro de esquina Neymar, y con un fuerte testarazo embocó el balón al fondo de la red, al minuto 68.

BRASIL.- En Brasil se viven horas de pura algarabía. Luego de derrotar por 2-0 a Serbia con anotaciones de Paulinho y Thiago Silva, el elenco comandado tácticamente por Tité ya piensa en México, a quien enfrentará en octavos de final.

El defensor central aprovechó un gran centro de tiro de esquina Neymar, y con un fuerte testarazo embocó el balón al fondo de la red, al minuto 68.