El equipo de Milwaukee nunca había hecho menos de siete triples en un partido durante la temporada regular.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo se erigió una vez más como el líder de los Milwaukee Bucks al aportar un doble-doble de 26 puntos con 18 rebotes y los guió al triunfo en la prórroga por 109-107 ante el Miami Heat al disputarse el partido inaugural de la serie de primera ronda de playoffs de la Conferencia Este.

Pero Antetokunmpo y los Bucks tuvieron que necesitar de las jugadas decisivas protagonizadas por el alero Khris Middleton y el base Jrue Holiday en los últimos segundos del tiempo de prórroga cuando anotaron la canasta ganadora y puso el tapón que impidió al alero Jimmy Butler, del Heat, hacer el último intente de triple.

Butler, que acabó como tercer máximo anotador del Heat, logró la canasta el empate a 99 cuando sonaba la bocina para el final del tiempo reglamentario y forzó la prórroga.

Los Bucks estuvieron siempre en control del marcador, pero no tuvieron su mejor inspiración encestadora desde fuera del perímetro al irse con solo cinco triples de 31 intentos por 20 de 50 del Heat, que fue lo que les mantuvo en la lucha.

El equipo de Milwaukee nunca había hecho menos de siete triples en un partido durante la temporada regular.

Pero al final Middleton con 27 puntos, incluida la canasta ganadora, seis rebotes y seis asistencias, junto con Holiday, que también aportó un doble-doble de 20 tantos, 11 rebotes, tres asistencias y tres robos de balón hicieron la diferencia a favor de los Bucks.

A pesar de su aportación decisiva, Antetokounmpo anotó solo 6 de 13 en tiros libres. Durante el último 1:06 del tiempo reglamentario, Antetokounmpo estuvo 2 de 5 desde la línea y tuvo una violación de 10 segundos que le impidió conseguir otro intento de tiro libre que hubiese asegurado la victoria a su equipo.

El pívot estadounidense cubano Brook López con 18 puntos y ocho rebotes completó la lista de los cuatro jugadores de los Bucks que tuvieron números de dos dígitos y se colocaron con la ventaja de 1-0 en la serie que van a disputar al mejor de siete partidos.

Holiday anotó una canasta inusual al final del segundo cuarto. Parecía como si Holiday estuviera intentando una asistencia a Antetokounmpo, pero el balón pasó por el aro.

Los Bucks están haciendo su quinta aparición consecutiva en los playoffs para igualar la segunda racha más larga en la historia del equipo. Llegaron a la postemporada en 12 ocasiones consecutivas entre 1980 y 1991.

El veterano base esloveno Goran Dragic, que salió de reserva, acabó como líder del Heat al aportar 25 puntos, incluido cinco triples, el último el que logró con 20.6 segundos por jugarse del tiempo de prórroga que puso en empate a 107 en el marcador.

El escolta-alero Duncan Robinson con otros 24 puntos, incluidos siete triples de 10 intentos, fue el segundo máximo encestador del Heat y Butler acabó con un doble-doble de 17 tantos, 10 rebotes, ocho asistencias, dos recuperaciones de balón y otra seis perdidas.

Mientras que el pívot All-Star del Heat, Bam Adebayo cumplió bajo los aros con 12 rebotes, pero apenas anotó nueve puntos tras fallar 11 de 15 tiros de campo.

Esta es la tercera vez que el Heat se enfrenta a los Bucks en la postemporada. El Heat barrió a los Bucks en la primera ronda en 2013 antes de derrotar a Milwaukee en la segunda ronda el año pasado.

Este juego contó con la mayor asistencia para un juego en casa de Milwaukee esta temporada.

Las pautas revisadas de la pandemia coronavirus impuestas por el Departamento de Salud de Milwaukee permitieron a los Bucks llenar el 50% de los asientos del Fiserv Forum esta temporada, lo que resultó en una asistencia de alrededor de 9.000 aficionados.

Los Bucks habían cerrado la temporada regular jugando partidos en casa al 18 % de su capacidad, o aproximadamente 3.300 personas.

La asistencia de aficionados a los partidos aumentarán aún más cuando esta serie se traslade a Miami para el tercero de la serie que se va a disputar el juegos después que el lunes se dará el segundo en Milwaukee.

El Heat anunció el sábado que podrían tener hasta 17.000 aficionados en los partidos que dispute de playoffs en su campo del American Airlines Arena.