La empresa fundada por Steve Jobs quiere que para 2030 toda su producción y cadena de suministro sea catalogada como “carbono neutral”.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- A mediados de 2021, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) anunció por medio de un informe los estragos que está causando el cambio climático en la Tierra, asegurando que varias de las situaciones ocurridas son consecuencia de factores medioambientales negativos que ya se pueden considerar como “irreversibles”.

“Muchos de los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles, sino cientos de miles de años, y algunos de los cambios que ya se han puesto en marcha, como el aumento continuo del nivel del mar, son irreversibles durante cientos o miles de años”, explicó el IPCC, sustentado en una investigación que duró ocho años, en la que se analizaron más de 14 mil estudios sobre el impacto del calentamiento global en la Tierra.

Pensando en esto, empresas de índole global como Apple han implementado durante los últimos años varias estrategias con las cuales poder contrarrestar la catástrofe climática en el planeta y de esta forma acabar o al menos detener por algún tiempo dichos cambios en el medioambiente.

Ejemplo de esto fueron los recientes anuncios que hizo la compañía fundada por Steve Jobs relacionados con su responsabilidad ambiental y el impacto social que están teniendo en poblaciones cercanas a sus procesos industriales.

De acuerdo con la información, desde finales de 2020 hasta la fecha ya son más de 175 proveedores los que han pasado (o han decidido hacerlo) a energías renovables que permitan retirar más de 18 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono cada año. Esto en términos más aterrizados sería como sacar de circulación más de 4 millones de automóviles en el mundo.

Asimismo, en pro de poder incluir a las personas en este enfoque de cuidado medioambiental, Apple también inició una serie de proyectos que hacen parte de su iniciativa Power for Impact con los que podrá “llevar soluciones de energía limpia a comunidades de todo el mundo. Estos proyectos están diseñados para proporcionar energía renovable a comunidades de escasos recursos al tiempo que apoyan el crecimiento económico y el impacto social”.

“Todas las empresas deben ser parte de la lucha contra el cambio climático y, junto con nuestros proveedores y comunidades locales, estamos demostrando todas las oportunidades y la equidad que la innovación ecológica puede brindar (…) Actuamos con urgencia y actuamos juntos. Pero el tiempo no es un recurso renovable y debemos actuar rápidamente para invertir en un futuro más ecológico y equitativo”, manifestó Tim Cook, director ejecutivo de Apple.

Por su parte, Lisa Jackson, vicepresidenta de Medio Ambiente, Políticas e Iniciativas Sociales de Apple, explicó que esta iniciativa es solamente un grano de arena con el que se busca crear conciencia mientras se incrementa el número de hogares que colaboran de forma activa a la disminución del cambio climático.

Por supuesto, para lograr dicho efecto también es necesario contar con productos que prometan colaborar en el fortalecimiento del reciclaje y el uso de este en la planeación y ejecución de equipos más amables con el planeta. Por esto, Apple espera que para 20130 cuente con un catálogo de dispositivos con “un impacto climático neto cero”.

“Los hitos recientes incluyen una reducción del 11 por ciento en la huella de carbono del iPhone 13 Pro y una reducción del ocho por ciento para la MacBook Pro de 16 pulgadas, en comparación con las generaciones anteriores”, concluyó Apple.

Fuente: Infobae