El polémico anuncio de Messi se produce además en medio de la controversia generada por la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudí.

RIAD.- El Ministerio de Turismo de Arabia Saudí anunció que el futbolista argentino del París Saint-Germain Leo Messi es nuevo embajador turístico del reino, al que el jugador ha viajado para pasar unas vacaciones en la ciudad de Yeda, en el mar Rojo.

"Esta no es su primera visita al reino y tampoco será la última, y me complace anunciar a Messi Embajador Del Turismo Saudí", dijo en Twitter el ministro de Turismo saudí, Ahmed al Jatib.

El ministro acompañó el texto con una foto de Messi junto a un grupo de amigos, entre los que se encuentra el también futbolista argentino del PSG Leandro Paredes, y añadió que el grupo tomará "unas vacaciones especiales en las que explorará los tesoros del mar Rojo", el festival Jeddah Season y "la historia antigua" del reino.

Por su parte, Messi publicó en Instagram una foto en un yate en el mar Rojo, acompañada de la etiqueta #VisitSaudi, la campaña de promoción turística del reino.

El anuncio del astro argentino como embajador turístico de Arabia Saudí se materializó a pesar de que múltiples familiares de presos políticos y de conciencia en el reino firmaron el año pasado la petición "No lo hagas, Messi", al considerar el gran impacto que podría tener el acuerdo en la campaña de blanqueo de imagen del país.

Esta petición, auspiciada por la ONG Grant Liberty, fue firmada, entre otros, por las hermanas de la destacada activista feminista saudí Loujain al Hathloul, y pedía al argentino "no vender su alma al régimen saudí".

En enero de 2021, el rotativo inglés The Telegraph reveló que la estrella del Manchester United Cristiano Ronaldo fue contactado también por Arabia Saudí para convertirse en su embajador turístico, pero el futbolista portugués rechazó la oferta, de 6 millones de euros anuales.

El polémico anuncio de Messi se produce además en medio de la controversia generada por la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudí, algo que organizaciones internacionales han denunciado que sirve como campaña de 'sportwashing', es decir, limpiar la imagen del país a través de eventos deportivos de gran calado.