El combinado ruso dirigido por Olef Levin vengó la derrota de la final del año pasado, sobre todo porque salió mucho más enchufado al encuentro que su rival.

ESPAÑA.- La selección Argentina no sólo cayó derrotada por Rusia (3-0) en un mal partido de la albiceleste, sino que perdió la mayor parte de sus opciones para disputar el próximo jueves la final de la XXXVI edición del Cotif.

El combinado ruso dirigido por Olef Levin vengó la derrota de la final del año pasado, sobre todo porque salió mucho más enchufado al encuentro que su rival.

A los 6 minutos de juego, la selección rusa ya vencía holgadamente gracias a los dos tantos del jugador del Levante, Sevikyan.

Los cuatro centrocampistas de Rusia superaron durante la mayor parte del primer tiempo a los tres de Argentina; por lo que sus ataques resultaron mucho más peligrosos.

La albiceleste llegaba más esporádicamente al área rival con peligro pero sin acierto, Miljevic pudo reducir distancias en el minuto 33 y Pablo Solari y Francisco González desperdiciaron dos buenas ocasiones en el último minuto del primer tiempo.

A los escasos segundos del segundo periodo, Argentina desperdició su ocasión más clara para entrar en el partido, pero el guardameta ruso Poletaev desvió el penalti lanzado por Matko Miljevic.

En cambio, en el minuto 18, los juveniles rusos sentenciaban el encuentro al transformar Litvinov una pena máxima cometida por el meta del Valencia, Joaquín Blazquez.

Esteban Solari realizó numerosos cambios pero su equipo no estuvo acertado y le fue imposible penetrar en la ordenada defensa rival y menos todavía superar al excelente portero Poletaev.

Rusia ya tiene asegurado el pase a la final del Cotif, mientras que Argentina y España se la juegan este martes ante Bahrein y Mauritania respectivamente.