Ary-Graca. Fuente externa

MILÁN, Italia- El presidente de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB), el brasileño Ary Graça, defendió su apuesta por la tecnología y la innovación en un deporte que persigue "ser global y reconocido en todo el mundo".

En una entrevista a EFE, el dirigente subrayó que "la nueva mentalidad" adoptada por el organismo que él preside es, a su juicio, lo que permitirá que el voleibol se convierta en "un deporte moderno, que acompañe a un tiempo moderno".

"Nuestra obligación es ofrecer espectáculo y, sobre todo, respetar al aficionado. Hoy el voleibol es un deporte completamente diferente al de hace treinta años por la rapidez del juego. Por eso debemos apoyarnos en la mejor tecnología", explicó.

Graça considera imprescindible la utilización de factores como la revisión de las jugadas, ya que "ofrece ayuda al árbitro cuando humanamente es imposible ver si una pelota bota dentro o fuera".

"Si un equipo invierte cuatro o cinco millones de dólares, es inadmisible que pierda un campeonato mundial u olímpico por un error del árbitro. Es por eso que invertimos y seguiremos invirtiendo en tecnología", remarcó.

Es esta apuesta por la modernización, el presidente de la FIVB presentó en Milán una de las sedes del Campeonato del Mundo femenino, disputado en Italia una red luminosa que multiplicará el espectáculo. "Jugamos para el público. Nuestro deporte no se entiende sin él", apuntó.

Preguntado por el primer título mundialista en categoría femenina logrado por el combinado estadounidense, Graça destacó que "el voleibol es un deporte que ya no está instalado sólo en Europa".

"La final enfrentó a los equipos de Estados Unidos y China. Y Brasil compitió con Italia por la medalla de bronce. Esto significa que estuvieron representados en las semifinales Asia, Europa, Latinoamérica y Norteamérica", analizó. "Ese es el objetivo de mi programa: estar presentes en todo el mundo", abundó.

"Tuvimos un campeón diferente de Rusia y Brasil y una selección como la República Dominicana apareció entre las seis mejores selecciones del torneo. Creo que eso es un indicativo de que se está trabajando muy bien",