El propio jugador contó, tras consagrarse en la Copa de Brasil, que en muchos recesos, tras derrotas con la Albiceleste, los primeros días de remanso eran tristes

SANTO DOMINGO.- Después de alzar su primer trofeo con la Selección Mayor en la Copa América, Lionel Messi se tomó un merecido descanso que, junto a su pareja Antonela Roccuzzo, compartió minuto a minuto con sus seguidores. Desde el breve paso por Funes y Rosario para visitar a las familias (donde la Pulga se bañó del calor popular y aceptó fotos y autógrafos para vecinos, allegados y fanáticos que lo siguieron a sol y a sombra) pasando por el tránsito en Miami (donde también fueron perseguidos por una nube de aficionados al fútbol) y República Domincana.

A horas de viajar a Barcelona, donde todo indica que renovará su contrato con el conjunto culé (se rumorea que rubricará un nuevo convenio por cinco años) y jugará con su amigo y compañero Albiceleste Sergio Agüero, fue Roccuzzo quien subió a su cuenta de Instagram nuevas imágenes del disfrute. La empresaria compartió dos fotos en las que se la ve espléndida, saboreando el sol en la cubierta de un barco. La publicación recogió más de 1.160.000 likes.

Por lo que se puede apreciar en lo que ellos les ofrecen a sus seguidores, en Dominicana encontraron mayor intimidad. En Miami continuaron vibrando con el calor de lo que genera la Pulga, de 34 años, en sus admiradores.

En Estados Unidos se mostraron en familia, ya sea en mesa larga (también viajaron los padres y hermanos de Leo) o haciendo públicos los permitidos, como la hamburguesa que el futbolista se comió en la playa, fuera de la dieta que cumple para mantener una vigencia sorprendente.

Y ya en Dominicana, el rosarino compartió un video y algunas imágenes de sus momentos de diversión en la piscina junto a su esposa y los tres hijos de la pareja, Thiago, Mateo y Ciro. La Pulga subió a su cuenta de Instagram una grabación en la que se zambulle junto a Antonela en una piscina. Sonrientes y enamorados, se abrazan debajo del agua y luego vuelven a subir a la superficie. El romántico posteo fue visto por más de 5 millones de personas en la primera hora desde que se publicó y recibió cerca de 2 millones de Me Gusta.

El día previo, Leo subió una foto de la familia completa dentro de la piscina y compartió otra postal similar en sus historias. Estas capturas recibieron muchos comentarios por los graciosos gestos de Mateo, el hijo del medio, quien acostumbra a ser el centro de atención por sus travesuras.

Se trata de un descanso inédito para Messi. El propio jugador contó, tras consagrarse en la Copa de Brasil, que en muchos recesos, tras derrotas con la Albiceleste, los primeros días de remanso eran tristes. Pues bien, en esta oportunidad, las vacaciones son bañadas de gloria. Y sus seguidores, orgullosos del ídolo, pudieron paladear su felicidad. Segun Infobae.