Resulta difícil comprender por qué el equipo accedió a pagar casi cinco veces la cantidad original del contrato

ESTADOS UNIDOS.- Cada 1 de julio, los fanáticos del béisbol celebran irónicamente el “Bobby Bonilla Day”. Se trata de un festejo simbólico de un suceso real que se ubica entre los más surrealistas del deporte mundial: no juega en las Grandes Ligas (MLB, de sus siglas en inglés) desde 2001, pero los New York Mets le pagan más de un millón de dólares cada año.

 

Roberto Martín Antonio Bonilla, más conocido como “Bobby”, ahora tiene 58 años y jugó por última vez como profesional hace dos décadas, cuando se desempeñó en los Saint Louis Cardinals. Sin embargo, la franquicia que aún le paga son los New York Mets, donde se desempeñó entre 1991 y 1995, y después en 1999. Hace 30 años llegó al equipo por un fichaje de 5,9 millones de dólares.

Los Mets le depositan USD 1.193.248,20 cada año a Bonilla y lo harán hasta 2035, cuando cumpla 72 años, hayan pasado 36 de su último juego con el equipo de New York. Esto se debe una cláusula contractual del ex pelotero de oriundo del Bronx que se activó cuando el equipo decidió dejarlo libre en el año 2000, cuando aún le debían USD 5,9 millones por su última temporada. El pelotero y su agente, Dennis Gilbert, negociaron que esa deuda sea liquidada en cuotas a partir de 2011, con un interés anual del 8%.

 

Resulta difícil comprender por qué el equipo accedió a pagar casi cinco veces la cantidad original del contrato. Pero según informó la CNN, en aquel momento Fred Wilpon, propietario de los Mets, participaba del esquema Ponzi de Bernie Madoff, una de las estafas más grandes la historia, y creía que iba a obtener enormes ganancias y superaría con creces el costo diferido del contrato de Bonilla. Algo que jamás sucedió.

Es por eso que Bonilla recibe (y recibirá) cada 1 de julio más de un millón de dólares hasta alcanzar una ganancia total de 29,8 millones como compensación de una temporada en la que ni siquiera jugó con los Mets.

 

Bobby Bonilla actualmente vive en Florida y disfruta de los beneficios del contrato más “loco” o “increíble” de la historia. No obstante, y a pesar de haberse resguardado de lo económico gran parte de su vida, sigue ligado al mundo del béisbol: trabaja dentro de la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas (MLBPA, por sus siglas en inglés) desde hace 20 años.

 

Dentro de la asociación, el ex jugador de origen puertorriqueño realiza clínicas en diferente ciudades y actividades con niños y jóvenes que sueñan con jugar béisbol profesional. Además, en 1992 creó con su entonces esposa Madiglia una asociación benéfica llamada Bobby and Millie Bonilla Public School Fund. Este fondo beneficia a diferentes escuelas públicas.

 

En tanto que como cada año, los fanáticos enloquecen con el “Bobby Bonilla Day” y en este 2021 el equipo aprovechó la oportunidad para lanzar una promoción con el jugador: una experiencia nocturna en el estadio de los Mets.

 

La promoción que se anunció este jueves le permite a un fan reservar una estadía para cuatro personas en el estadio de los New York Mets, el Citi Field, donde por USD 250 se incluye el uso del gimnasio y la ducha del equipo e incluye realizar el primer lanzamiento ceremonial antes de que los Mets jueguen ante los Atlanta Braves el 28 de julio.

 

El beneficio para el público fue promovido por el actual dueño del equipo, Steven Cohen, algo que reconoció Bonilla. “Creo que es algo maravilloso lo que están haciendo Steve y los Mets”, dijo Bobby a USA Today Sports. “La gente olvida mi cumpleaños, pero nadie olvida el 1 de julio. Recibo más mensajes de texto y llamadas ese día que cualquier otro durante el año”, aseguró Bonilla. Según Infobae.