La dos veces campeona olímpica, que apeló al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para asegurar su liberación, se declaró culpable pero negó que tuviera la intención de violar la ley rusa.

REDACCIÓN.- El equipo de defensa de la basquetbolista estadounidense Brittney Griner, detenida en Rusia por cargos de drogas, argumentó el martes en la corte que había usado cannabis medicinal para aliviar el dolor de las lesiones, como muchos otros atletas internacionales de élite.

Griner, una estrella de la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino (WNBA) que jugó en Rusia durante la temporada baja de la liga, fue detenida en un aeropuerto de Moscú el 17 de febrero con cartuchos de vaporizador que contenían aceite de hachís en su equipaje. La marihuana medicinal es ilegal en Rusia.

Se enfrenta a una posible sentencia de cárcel de hasta 10 años en un caso que ha puesto de relieve las tensas relaciones entre Rusia y Estados Unidos en un momento de mayor tensión por la intervención militar de Moscú en Ucrania.

Un experto en narcología convocado por la defensa argumentó que el cannabis medicinal se usaba ampliamente para tratar a los atletas donde era legal y, a menudo, tenía menos efectos secundarios que otros analgésicos.”Con la receta vigente, es posible que Brittney la haya usado con fines médicos pero no recreativos”, dijo la abogada Maria Blagovolina, socia del bufete de abogados Rybalkin, Gortsunyan, Dyakin and Partners.

Con anteojos de montura redonda y una sudadera negra y gris con “Black Lives For Peace” en la parte posterior, Griner escuchó los procedimientos a través de un traductor.

Antes de tomar asiento en la jaula de los acusados, levantó una hoja de papel rayado con fotos de sus dos mejores amigos, un compañero de equipo y su esposa Cherelle vistiendo su camiseta #42 Phoenix Mercury, su equipo de la WNBA.

La dos veces campeona olímpica, que apeló al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para asegurar su liberación, se declaró culpable pero negó que tuviera la intención de violar la ley rusa.

Griner, conocida como “BG” por los fanáticos del baloncesto, comparecerá nuevamente ante el tribunal el miércoles, donde podría ser llamada a testificar. Una nueva audiencia en el caso está programada para el 2 de agosto, dijo el equipo de defensa de Griner.

Funcionarios estadounidenses y atletas prominentes argumentan que la mujer de 31 años ha sido detenida por error y han pedido que sea liberada de inmediato. Las autoridades rusas desestiman las críticas estadounidenses y el Kremlin dice que el caso no tiene nada que ver con la política.