El lanzador diestro de 35 años es dos veces ganador del premio Cy Young de la Liga Americana

TEXAS.- El abridor Corey Kluber lanzó el sexto juego sin hits de las Grandes Ligas esta temporada y el segundo en dos noches, liderando a los Yanquis de Nueva York a una blanqueada de 2-0 sobre los Vigilantes de Texas.

Kluber logró el sexto juego sin hit registrado esta campaña en las Grandes Ligas y el segundo en dos noches, para que los Yanquis de Nueva York se impusieran el miércoles 2-0 a los Rangers de Texas.

El lanzador diestro de 35 años, dos veces ganador del premio Cy Young de la Liga Americana, dio base en cuatro lanzamientos al tercera base Charlie Culberson, y se le desvaneció el juego perfecto.

Kluber lanzó su joya una noche después de que el diestro Spencer Turnbull, de los Tigres de Detroit, lanzara uno contra los Marineros de Seattle, marcando el primer juego sin hits en días consecutivos desde 1969,  (4-2) ponchó a nueve y lanzó 71 de 101 lanzamientos para strikes en su novena apertura para los Yanquis.

Con su lanzamiento más rápido a 92.5 millas por hora, mezcló 31 bolas curvas, 27 cortes, 23 hundidos, 18 cambios y dos bolas rápidas de cuatro costuras.

Kluber estaba lanzando cuando se lesionó después de una entrada la temporada pasada con los Vigilantes, cuando se rompió un músculo en el hombro derecho el 26 de julio en su debut en Texas.

Esa fue la segunda temporada consecutiva recortada para Kluber, cuya temporada 2019 terminó el 1 de mayo cuando una bola le golpeó en el antebrazo.

Fue el décimo segundo juego sin hits en la historia de los Yanquis, el décimo primero en la temporada regular y el primero desde el juego perfecto de David Cone contra Montreal el 18 de julio de 1999.

Fue el quinto contra los Vigilantes, quienes también estaban en casa el 9 de abril cuando San Joe Musgrove, lanzó el primer juego sin hits en la historia de los Padres.

Los Yanquis consiguieron sus carreras en la sexta entrada cuando Kyle Higashioka tuvo una base por bolas y anotó en un triple de Wade. Después D.J. LeMahieu pegó elevado de sacrificio.

La derrota la cargó el surcoreano Hyeon-Jong Jang (0-1) en cinco entradas y un tercio.