El piloto adjuntó a este mensaje un vídeo y una foto en las que aparece sin camiseta después de una sesión de entrenamiento matinal. Y Cristiano vio la oportunidad de lanzarle una 'pullita':

ITALIA.- Cristiano Ronaldo siempre ha presumido de un cuerpo envidiable, resultado de su excepcional genética y de una férrea disciplina en el gimnasio. El portugués es muy consciente de su poderío físico y nunca se ha cortado a la hora de mostrarse orgulloso de ello públicamente. Y ahora ha provechado una publicación de Lewis Hamilton, con quién tiene una estupenda relación para volver a subrayar su excelencia en este sentido.

 

El piloto de Fórmula 1 tiende a utilizar su cuenta de Instagram para abrirse con sus seguidores acerca de sus desafíos personales, y en una de sus últimas publicaciones, quiso compartir sus retos a la hora de mantenerse en forma. "Siempre he sido ese tío flaco. En parte debido a mi trabajo, pero sobre todo debido a la falta de orientación en la dieta y el entrenamiento, a la falta de ciertas rutinas y el mal sueño", comenzaba su reflexión el campeón.

"Entrenar es una lucha para mí, siempre lo ha sido. Hay días en los que simplemente no tengo motivación, días en los que odio mi cuerpo, días en los que me siento gordo o demasiado delgado", ha proseguido con sinceridad, antes de explicar que su peso tiende a fluctuar semanalmente, con subidas y bajadas de 2 a 3 kilos dependiendo "del sueño, el agua y el entrenamiento".

Para finalizar su mensaje, Hamilton señalaba que "mantener la regularidad es clave", pero que, en su experiencia personal, "lo más importante de todo es comer bien". "Esto tampoco es fácil", agregó para finalizar, "pero tenemos que seguir intentándolo".

El piloto adjuntó a este mensaje un vídeo y una foto en las que aparece sin camiseta después de una sesión de entrenamiento matinal. Y Cristiano vio la oportunidad de lanzarle una 'pullita': "Hermano, no estás como yo pero te veo bien".

El futbolista acompañó su comentario, que cosecha ya más de 12.500 'likes', de varios emoticonos en forma de risa y otro símbolo de una mano con el pulgar levantado. Por supuesto, se trata de unas palabras afectuosas escritas en tono de broma, pero que corroboran nuevamente la altísima autoestima del crack luso, según Tikitakas.