El padre del recién electo Salón de la Fama confiesa que hubo momentos en que el miedo a lo peor lo derrumbó.

Santo Domingo.-  Fue el 09 de junio del 2019 cuando David Ortiz venció la muerte tras ser baleado en la espalda en un centro de diversión de la capital.

Tuvo que ser operado de emergencia en Santo Domingo y Boston, el balazo que entró por la espalda y salió por el abdomen, afectó varios órganos del popular "Big Papi".

“Yo soy un hombre de mucha fe y tengo una  hija, que esa hija para nosotros siempre habla con Dios”, dijo Leo Ortiz en entrevista exclusiva con Noticiassin.com.

El padre del recién electo Salón de la Fama asegura que la oración en familia y la fe de una de las dos hermanas del ex pelotero influyeron grandemente en su mejoría, “siempre dijo que David se salvaría”.

Confiesa que hubo momentos en que el miedo a lo peor lo derrumbó, “llegamos a una última operación donde yo caí, no aguanto más porque era una operación de dos horas y media, tenemos seis horas y no me dicen nada, me desplomé”.

Explicó que fue un momento tan difícil para él, ya que quería saber quién le hizo daño a su hijo “porque entendía que él no era merecedor de eso”.

Nunca creyó versión oficial del atentado

Leo Ortiz reveló que nunca creyó la versión que dio el procurador general de ese entonces, Jean Alain Rodríguez, sobre el atentado que casi le arrebata la vida a su vástago.

“En ningún momento creí lo que quiso montar el procurador”, dijo que el exjefe del Ministerio Público tenía un afán de convencerlo y que lo llamaba insistentemente “le dije mire procurador para mí eso fue una investigación muy pálida”, asegura que le pareció sospechoso que las dos guaguas de la Policía que siempre estaban en el negocio donde David fue impactado, el día del hecho no estaba.