El joven señaló que todo lo que pasa en un encuentro no le importa nada si al final no consiguen la victoria

ESTADOS UNIDOS.- Devin Booker firmó este miércoles en las Finales de la NBA un partidazo con 42 puntos, pero eso no fue suficiente para que los Phoenix Suns salieran con una victoria ante los Milwaukee Bucks, por lo que el escolta dijo que no se preocupa por su actuación si luego no gana su equipo.

"No importa nada. Lo dije también en el partido anterior cuando tuve problemas en el tiro. El objetivo principal es ganar partidos", aseguró en la rueda de prensa posterior al encuentro.

El joven señaló que todo lo que pasa en un encuentro no le importa nada si al final no consiguen la victoria.

Booker venía de una actuación muy débil en el tercer partido de las Finales (2-2), pero esta noche se salió con 42 puntos (17 de 28 en tiros) y dio la sensación de ser imparable.

Sin embargo, el recital del joven escolta se vio muy afectado por los problemas con las faltas y acabó eliminado en el cierre de un partido que los Bucks lograron remontar al final (109-103).

Booker admitió que los Suns cometieron errores para dejar escapar el triunfo y citó entre ellos las 17 pérdidas de balón que tuvieron y los 17 rebotes ofensivos que capturaron los Bucks.

Además, la estrella de los Suns insistió en que tienen que ser "físicos" a ambos lados de la cancha aunque ello suponga meterse en problemas de faltas como le pasó a él.

"Creo que el equipo (durante sus minutos en el banquillo) se mantuvo y defendió a un gran nivel. Es solo que tenemos que cerrar las posesiones y eso es obviamente algo que nos hizo daño hoy", afirmó.

Por su parte, Chris Paul, que está sufriendo en estas Finales un fiero marcaje de Jrue Holiday, tuvo una velada discreta con 10 puntos (5 de 13 en tiros), 7 asistencias y 4 rebotes.

El veterano base no se cortó en asumir responsabilidades por la derrota, en especial por las 17 pérdidas de balón.

"Fui yo, yo perdí 5 de ellos. Fue una mala toma de decisiones", apuntó.

"Ellos tuvieron una cantidad de tiros significativamente mayor que nosotros así que tengo que manejar mejor el balón. Tiramos a canasta demasiado bien como para no tener esas oportunidades de anotar (por culpa de las pérdidas)", comentó.

Paul indicó además que, tras cuatro partidos de las Finales, los dos equipos se conocen muy bien y la diferencia reside en "la ejecución".

"Esta derrota es dura pero tenemos que recuperarnos", aseguró.

Las Finales regresan ahora a Phoenix, donde el sábado se jugará el quinto partido en el que los Suns intentarán conservar el factor cancha.