El tenista de Haskovo explicó que debe asumir que, tras el parón obligado tras sufrir una enfermedad vírica hace unos diez días, no ha podido entrenar todo lo necesario, por lo que debe tomárselo con calma y saber que no está al cien por cien.

MIAMI, Estados Unidos.- El búlgaro Grigor Dimitrov, número cuatro de la ATP, reconoció este martes que no tiene unas expectativas muy altas para el Abierto de Miami después de superar una enfermedad que le ha tenido inactivo en los últimos días.

El tenista de Haskovo explicó que debe asumir que, tras el parón obligado tras sufrir una enfermedad vírica hace unos diez días, no ha podido entrenar todo lo necesario, por lo que debe tomárselo con calma y saber que no está al cien por cien.

El tercer cabeza de serie de este Masters 1.000 afirmó que ya está empezando a sentirse bien, pero que debe ir "paso a paso" para recuperarse.

Ahora mismo lo más importante para Dimitrov, que hace dos semanas cayó en segunda ronda ante el español Fernando Verdasco en Indian Wells, es "jugar todos los partidos que pueda" para ir recuperando el ritmo competitivo lo antes posible.

Para ello, además, necesita entrenarse varios días seguidos y ver si el cuerpo "aguanta el ritmo", indicó el búlgaro, que en segunda ronda se enfrentará al ganador del partido entre Marton Fucsovics y Maximilian Marterer.