“Esta carrera fue para ella y que disfrute que esto es de ella también”, dijo Paulino.

REDACCIÓN DEPORTIVA.- “Dios corrió conmigo en todo momento” fueron las palabras de Marileidy Paulino, ganadora de medalla de plata en los Juegos Olímpicos.

Le dedicó la presea olímpica a su madre quien estuvo a la expectativa esperando el resultado de la carrera.

“Esta carrera fue para ella y que disfrute que esto es de ella también”, dijo Paulino.

La velocista es una fiel creyente, ya que expresó que tuvo la fe de que Dios le dio la oportunidad de ganar la medalla.

También envió un mensaje a los dominicanos de “Que sigan creyendo en Dios que él es el dueño de todo y es nuestra esperanza”

Marileidy dijo Dios la llevo a los juegos por un motivo y una razón.

El único pensamiento que salió en mi mente fue que sea la voluntad de Dios, pase lo que pase siempre estaré agradecía de él”, expresó la única mujer dominicana en obtener dos medallas olímpicas.

Paulino señaló que estaba consciente de que iba en el segundo lugar de la competencia.