Un proyecto de investigación liderado por la Universidad española de Córdoba (UCO) ha diseñado nuevos disolventes más eficaces para detectar sustancias dopantes en las muestras de los deportistas de alto rendimiento.

ESPAÑA.- Un proyecto de investigación liderado por la Universidad española de Córdoba (UCO) ha diseñado nuevos disolventes más eficaces para detectar sustancias dopantes en las muestras de los deportistas de alto rendimiento.


La UCO ha explicado en una nota que los disolventes supramoleculares, conocidos como SUPRAS, poseen una gran capacidad para mejorar la selectividad y el rendimiento de las extracciones y disminuir, así, el tiempo y los costes del análisis de muestras.


Se trata de líquidos con muy baja toxicidad y que a lo largo de los últimos años se han utilizado en el análisis de contaminantes en muestras ambientales y agroalimentarias y en el tratamiento de aguas residuales.


El proyecto "SUPRAS" incorporará el uso de estos disolventes a la detección de drogas en deportistas, una iniciativa que permitirá mejorar la eficacia del cribado inicial de muestras de orina para la detección de positivos, a la vez que permitirá la simplificación del proceso.


La cifra de sustancias que figuran en la Lista de Prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) es superior a 300, a los que deben añadirse todos los compuestos con estructura química o efectos biológicos similares, así como cualquier fármaco no aprobado para uso terapéutico.


Cuando se usan disolventes convencionales para la extracción de sustancias dopantes en muestras de orina, estos sólo extraen de forma eficaz los compuestos apolares, los cuales constituyen una mínima fracción de las sustancias prohibidas por la WADA.


A diferencia de estos, los nuevos disolventes propuestos en el proyecto también son capaces de extraer las moléculas polares, es decir, aquellas que son muy solubles en la orina.


La investigadora principal del proyecto, Soledad Rubio, ha explicado que los protocolos antidopaje establecen un primer cribado de las muestras, generalmente de orina, seguido por un análisis confirmatorio de los casos positivos, "por lo que las sustancias no detectadas en la primera fase no se someten a un análisis confirmatorio".


La preparación de las muestras es una etapa "especialmente crítica", ya que la detección de las drogas de forma fiable a los niveles requeridos exige que la metodología usada "extraiga eficientemente todas las sustancias prohibidas a partir de la orina a la vez que elimina los principales componentes de la misma".


El proyecto SUPRAS propone el uso de los nuevos disolventes para el desarrollo de una plataforma analítica que permita la extracción eficiente de sustancias prohibidas y la eliminación simultánea de los componentes de la orina mediante un procedimiento "de bajo coste y rápido".