Al ser preguntado si sacrificaría torneos como el de Wimbledon o Roland Garros, el tenista contestó: "Sí, ese el precio que estoy dispuesto a pagar".

Londres.- El tenista Novak Djokovic, que fue deportado de Australia en enero por no estar vacunado contra la covid-19, dijo este martes que estaría dispuesto a sacrificar grandes torneos antes que ser obligado a vacunarse, pero ha rechazado que se le asocie con el movimiento antivacunas.

En una entrevista con la cadena británica BBC, el jugador afirmó que respalda el derecho de una persona a elegir y que ha sido siempre defensor del bienestar y de la nutrición.

"Nunca estuve en contra de la vacunación...Entiendo que, a nivel mundial, todos están tratando de hacer un gran esfuerzo para manejar este virus y ver, con suerte, un final pronto para este virus”.

Djokovic dijo en la entrevista de la BBC que comprende las consecuencias de su decisión de no vacunarse y explicó que: "Entiendo que al no estar vacunado hoy, no puedo viajar a la mayoría de los torneos en este momento".

Al ser preguntado si sacrificaría torneos como el de Wimbledon o Roland Garros, el tenista contestó: "Sí, ese el precio que estoy dispuesto a pagar".

Luego lo cuestionaron sobre si estaría preparado para renunciar a la oportunidad de ser el mejor jugador que jamás haya levantado una raqueta, estadísticamente, por tu fuerte postura ante la vacuna, a lo que respondió ..."Sí"..."Lo estoy".

Cuando se le preguntó por qué, Djokovic respondió: "Porque los principios de la toma de decisiones sobre mi cuerpo son más importantes que cualquier título o cualquier otra cosa. Estoy tratando de estar en sintonía con mi cuerpo tanto como sea posible".