Frente a unos 75 familiares y amigos, la pareja intercambió votos en el montículo del lanzador.

REDACCIÓN.-El pasado fin de semana el Dodger Stadium fue utilizado para oficiar la boda del vicepresidente ejecutivo de la organización, Erik Braverman, con su novio y ahora esposo, Jonathan Cottrell, en una ceremonia en la que pronunciaron sus votos en el montículo.

En la ceremonia estuvieron en asistencia el CEO de los Dodgers, Sam Kasten y todos los grandes ejecutivos de la organización para la ceremonia.

 

Frente a unos 75 familiares y amigos, la pareja intercambió votos en el montículo del lanzador.

Cottrell y Braverman se conocieron en Puerto Vallarta, México, en 2019, donde incluso en la boda estuvo presente el trofeo de la Serie Mundial que los Dodgers consiguieron en 2020.

Con esto, los Dodgers se han convertido en quizás la primera organización de MLB en celebrar una boda LGTBQ+ en su estadio y en celebrar la unión de uno de sus ejecutivos de más alto rango en la franquicia.

Además de celebrar su amor, los recién casados ​​señalaron que su matrimonio es una señal de progreso y de lo lejos que ha llegado el mundo del deporte.