Los otros grandes campeonatos europeos se reanudarán de aquí a la primera semana de enero, y podrían verse también afectados por la variante ómicron.

Redacción Internacional.- Partidos aplazados en la Premier League, equipos de la NBA diezmados, preparación para el Abierto de Australia perturbada... El deporte no se libra del exponencial aumento de casos de covid-19 ligados a la variante ómicron, y siente la amenaza de un nuevo cierre total de puertas, o incluso un parón en las competiciones.

En el campeonato inglés, su sacrosanto 'Boxing Day' (un día después de Navidad) no tuvo su habitual aspecto festivo, con tres partidos aplazados, entre ellos el Liverpool-Leeds. Dos partidos de la 20ª fecha, prevista de martes a jueves, ya han sido añadidos a esa lista.

En total, la Premier League se vio obligada a aplazar una decena de partidos en las tres últimas fechas, mientras Gran Bretaña hace frente a un número récord de contagios.

Gales decidió que todos los eventos deportivos se disputen a puerta cerrada. En Escocia se adelantó el parón invernal de tres semanas: comenzó el lunes en lugar del 3 de enero.

Los otros grandes campeonatos europeos se reanudarán de aquí a la primera semana de enero, y podrían verse también afectados por la variante ómicron.

En Alemania, donde la Bundesliga deberá reanudarse el 7 de enero, todas las competiciones deportivas, incluidos los partidos de fútbol, se desarrollarán a puerta cerrada.

- A la espera de Djokovic - 

Otra víctima potencial es el tenis. El Abierto de Australia debe comenzar el 17 de enero y tres jugadores top -Rafael Nadal, Andrey Rublev y Denis Shapovalov- anunciaron haber dado positivo, lo que pone en duda su presencia en el primer Grand Slam del año.

"Ahora debo recuperarme y sólo iré a Melbourne cuando todo esto sea seguro para todo el mundo", afirmó Rublev este lunes en Twitter.

El N.1 mundial, el serbio Novak Djokovic, que rechaza pronunciarse sobre si está o no vacunado contra el covid, anunciará en principio antes de final de año si estará en el Abierto de Australia. Su entorno ya avanzó que no estará en la ATP Cup (1-9 enero) en Sídney, primera cita del año.

Para tener autorización para entrar en territorio australiano los jugadores y sus equipos técnicos deben estar vacunados.

El esquí alpino tampoco se está librando: la estadounidense Mikaela Shiffrin, al frente de la Copa del Mundo femenina, anunció este lunes que dio positivo en covid-19, y que por ello se perderá las pruebas en Lienz (Austria) el martes y el miércoles.

"Estoy bien pero desgraciadamente di positivo en covid-19. Sigo el protocolo y estoy en aislamiento", escribió la estrella del esquí alpino con 72 victorias en Copa del Mundo.

- NBA y NHL en la tormenta - 

Los casos de covid-19 se multiplican desde hace unas semanas en el circuito femenino de esquí, con la suiza Lara Gut-Behrami, la neozelandesa Alice Robinson o la austríaca Katharina Liensberger.

En Estados Unidos, el campeonato de básquet, la NBA, sigue adelante por el momento, pero los equipos se ven diezmados por los casos de covid, con 27 de las 30 franquicias sacudidas por la pandemia, según las cifras publicadas el domingo por el campeonato norteamericano.

Los Atlanta Hawks están privados de once jugadores, los Celtics de nueve. Único consuelo: la NBA permite a los equipos fichar a jugadores para contratos de corta duración que militen en el campeonato reserva para cubrir las bajas.

Y el campeonato de hockey sobre hielo de Estados Unidos y Canadá vio cómo la reanudación después del parón navideño prevista el lunes fue aplazada al martes para que la NHL pueda analizar los resultados de los test de covid-19.

Los 14 partidos previstos el lunes fueron aplazados, elevando a 67 el número total de partidos reprogramados en la NHL esta temporada debido al covid.