Javier tiene a Judge sin indiscutibles en cuatro turnos al bate, le ha otorgado una base por bolas, lo ha golpeado en una ocasión y lo ponchó en dos oportunidades.

REDACCIÓN DEPORTES.- La ofensiva de los Yanquis de Nueva York es una de las más poderosas y demoledoras del béisbol de las Grandes Ligas. A fuerza de batazos, los Yanquis se han colocado como líderes colectivos en jonrones (160), carreras anotadas (504) y remolcadas (479), estadísticas que muestran la productividad de sus hombres con el madero en las manos.

Pero a pesar de esa poderosa capacidad de hacer daño en ataque, el diestro dominicano Cristian Javier, lanzador de los Astros de Houston, se ha convertido en la "kryptonita" de los Yanquis y ha dominado los bates en la alineación del equipo dirigido por Aaron Boone.

Javier subió este jueves al montículo en el primero de los dos juegos que disputaron ante los actuales líderes de la División Este de la Liga Americana, a quienes limitó a dos imparables y una vuelta en cinco episodios para continuar su gran desempeño en la actual campaña.

Previamente, Javier salió frente a los Yanquis el pasado 25 de junio, cuando completó siete entradas de una base por bolas y 13 ponches, combinándose con su compatriota Héctor Neris y con el cerrador Ryan Pressly para lanzar un partido sin hits.

En sus dos presentaciones ante los Yanquis, Javier ha mantenido a esta poderosa alineación en un anémico promedio de bateo de 055, ha ponchado a 16 bateadores y solo les ha permitido una carrera.

Los "Bombarderos del Bronx", como popularmente son conocidos los jugadores de los Yanquis, se han quedado sin artillería ante Javier, frente a quien han disparado apenas dos imparables en 36 turnos oficiales, uno de ellos un jonrón, para marcar su única anotación en los 12 episodios que les ha lanzado.

La clave para Javier, quien ha otorgado cinco bases por bolas y ha golpeado a un bateador en sus dos presentaciones frente a los Yanquis, es que ha mantenido fuera de paso a la masa de la alineación de los comandados por Boone.

El lanzador de 25 años, oriundo de Santo Domingo, no ha permitido que el líder en jonrones en las Grandes Ligas (34) y candidato al Jugador Más Valioso de la Americana, Aaron Judge, dicte sentencia ante sus picheos.

Javier tiene a Judge sin indiscutibles en cuatro turnos al bate, le ha otorgado una base por bolas, lo ha golpeado en una ocasión y lo ponchó en dos oportunidades.

Otro de los hombres de los Yanquis que ha sufrido con Javier lo es el jardinero y bateador designado Giancarlo Stanton.

El Jugador Más Valioso del pasado Juego de Estrellas ha sido pasado por la vía del ponche las tres veces que se ha parado en el plato frente al quisqueyano.

Este dominio también se ha extendido a Matt Carpenter (3-0), Gleyber Torres (5-0) Joey Gallo (4-0) y Anthony Rizzo (6-1).

El mejor desempeño de los Yanquis lo ha tenido el intermedista DJ LeMahieu, quien le batea de 2-1 (.500) con un cuadrangular, anotada y remolcada y que además ha recibido dos bases por bolas.

Javier, quien este jueves salió sin decisión en un partido que terminó en victoria para su equipo por 3-2, tiene marca de 1-0 con 0.75 de efectividad en sus dos aperturas contra los Yanquis.

Pero lo más importante de todo esto es que el derecho ha contribuido a que su equipo saliera por la puerta grande en sus dos duelos frente al conjunto de Nueva York.