Redacción deportes.- El velocista estadounidense Mike Rodgers ha dado positivo en un control antidopaje por una sustancia estimulante según confirmó el agente del atleta, Tony Campbell, con lo que su participación en los mundiales de Daegu (Corea del Sur) está, cuando menos, en entredicho.

"Mike ha cometido un error", explicó Campbell, "salió en Italia a tomar un 'Red Bull' pero tomó una de esas bebidas energéticas que contienen estimulantes".

Rodgers, de 26 años, iba a participar, en principio en Daegu, en los 100 metros y en el relevo 4 por cien. El velocista había batido este año su récord personal en el hectómetro con una marca de 9.85 en Eugene (EEUU).

La federación estadounidense de atletismo todavía no ha hecho ningún comentario sobre el asunto.